El presidente de MAPFRE, Antonio Huertas, inauguró ayer la nueva sede del grupo en México en un acto que contó con la presencia de las principales autoridades de la ciudad, entre ellas, el jefe de Gobierno de México D.F., Miguel Ángel Macera Espinosa, y el consejero económico comercial de la Embajada Española, Francisco Garzón. También asistieron José Manuel Martínez, presidente de Honor del Grupo, y los presidentes de todas las compañías de seguros de MAPFRE en el mundo.
La nueva sede del grupo es una torre de 124 metros de altura y 61.500 metros cuadrados, distribuidos en 28 plantas, lo que la convertirá en uno de los edificios más emblemáticos del país. Está dotada con los últimos avances tecnológicos y se sitúa en el Paseo de la Reforma, en pleno centro de México D.F.

Durante la inauguración del edificio, diseñado por el prestigioso estudio de arquitectura KMD, Huertas destacó la relevancia que México tiene para su grupo, donde está presente desde hace casi 25 años e incidió en cómo el país se ha convertido en una pieza clave para el desarrollo de la región, por la fortaleza y estabilidad de su economía. Afirmó que en los últimos seis años, el grupo ha crecido más que sus competidores, lo que le ha permitido duplicar su cuota de mercado en No Vida, hasta alcanzar el 6,3% y consolidarse como quinta aseguradora del país. “Nuestra apuesta por México es clara y decidida. Compartimos los mismos valores y una cultura común que nos une por encima de factores empresariales. Vamos a seguir contribuyendo al desarrollo del mercado asegurador mexicano y a trabajar para conseguir extender las ventajas del seguro a la mayoría de la población, pero nuestros lazos con este gran país van más allá de lo puramente económico”, señaló.

Subrayó además que “estamos firmemente comprometidos con el desarrollo social de México; por eso llevamos años trabajando para mejorar la calidad de vida de los sectores más desfavorecidos de la sociedad mexicana en áreas como la salud, la educación, la cultura,… Y lo vamos a seguir haciendo”. Una muestra de ello, recordó, es la reciente colocación, esta misma semana, de la primera piedra de la COMUNIDAD MAPFRE-UNIVERSIDAD PANAMERICANA, un proyecto del que se beneficiarán más de 5.000 personas sin recursos. “Además, contribuimos al desarrollo del país con la creación de empleo”, señaló Antonio Huertas. En la actualidad, detalló, el Grupo tiene en México 427 oficinas, más de 1.800 empleados y un volumen de primas de 697,3 millones de euros a cierre del pasado ejercicio.

Por su parte, el presidente ejecutivo de MAPFRE en México, José Ramón Tomás, destacó “el significado del Paseo de la Reforma como centro de actividad cotidiana para muchas personas en el país”, y recalcó que esta nueva sede es un reflejo del potencial de su grupo en México, donde aspira a consolidarse como una de las principales aseguradoras por sus notables ventajas competitivas.