MAPFRE presentó ayer en el auditorio de su fundación los resultados de su actividad en 2013, ejercicio que su presidente, Antonio Huertas, calificó de “muy positivo” al registrar un beneficio atribuible superior a los 790 millones de euros, rozando un incremento de casi el 19% interanual, gracias a la diversificación geográfica del negocio, que contribuye a reforzar la solidez del grupo. Como confirmó, los ingresos “han acariciado los 26.000 millones de euros” (+2,3%) y las primas han crecido un 1,2%, hasta situarse en 21.835,5 millones.

No obstante, matizó que el deterioro de monedas extranjeras y la consiguiente apreciación del euro frente al resto de las divisas (“que forma parte del paisaje de volatilidad en estos momentos”) tuvo un impacto de 1.500 millones en el resultado del grupo. Sin este efecto, las primas habrían crecido un 8,1% y los resultados un 26,3%. Asimismo, se destaca que el ratio combinado de No Vida se situó en el 96,1% frente al 95,4% de 2012, pero continúa siendo excepcional “y mejora significativamente la situación con otros competidores que actúan en mercados maduros”.

Los fondos propios, por su parte, se situaron en 7.833,5 millones (+0,3%) y los activos totales gestionados en 66.048 millones (+2,2%). Así, el grupo sitúa su margen de solvencia en el 246,5%, 2,5 veces por encima del requerido legamente. El presidente declaró estar “ampliamente satisfecho” con la actividad del grupo durante 2013, reafirmando que “la diversificación internacional de MAPFRE continúa siendo la clave, con la redistribución del negocio. Todas las regiones del mundo mejoran sustancialmente su beneficio en 2013, incluida España”.

NEGOCIO EN ESPAÑA Y PORTUGAL

El negocio de la División de Seguros España y Portugal, que supone el 29,1% de las primas totales, ha alcanzado los 6.844,4 millones de euros (-8,8%). En España, aunque MAPFRE continúa siendo líder absoluto del sector, las primas fueron de 6.707,7 millones de euros (-10,65%).

En el negocio de No Vida, las primas han superado los 4.199,5 millones en un contexto marcado por la fuerte contracción del mercado asegurador y por una gran presión competitiva, especialmente en el ramo de Autos, donde el grupo obtuvo unas primas de 2.056,4 millones (-7,6%), pero ostenta una cuota de mercado del 20,5%.

Por su parte, las primas de Vida ascendieron a 2.508,4 millones (-18,5%), destacándose el aumento del ahorro total gestionado, el cual registró un alza del 6,2%, hasta los 27.903 millones de euros, el doble que el registrado por el sector. Especial relevancia toma el incremento de los fondos de inversión y carteras gestionadas (que crecen un 19%, hasta los 3.027,2 millones), así como de los fondos de pensiones (+5,2%, hasta 5.372,3 millones) y de las provisiones técnicas de vida (+4,7%, hasta los 19.503,5 millones).

“Por otra parte, las inversiones se han revalorizado en aproximadamente 1.400 millones de euros, principalmente por el incremento del valor de nuestra cartera de deuda pública, generando a su vez un crecimiento del patrimonio neto de 285 millones de euros”, destaca el grupo. Asimismo, el importante esfuerzo en la reducción de gastos internos –que se tradujo en un ahorro de 48 millones de euros-, ha contribuido a la disminución del ratio de gastos en España a pesar de la caída de las primas. 

Resultados de MAPFRE 2013