MAPFRE GLOBAL RISKS continuará siendo la unidad de negocio enfocada al cliente global

MAPFRE contará con una nueva configuración, operativa desde enero de 2019, para su negocio de riesgos globales, según una nota de prensa del grupo en la que confirma lo adelantado por el BDS el pasado mes de marzo.

  • Como ya avanzamos en su día, MAPFRE GLOBAL RISKS continuará siendo la unidad de negocio del grupo especializada en proveer soluciones aseguradoras integrales a grandes empresas, multinacionales y a empresas de sectores globales de actividad.

    Bajo su nueva configuración, MAPFRE GLOBAL RISKS gestionará, en coordinación con las aseguradoras del grupo, el negocio de grandes riesgos, siendo responsable de los aspectos técnicos, la atención de los siniestros y la prestación de servicios. La emisión será realizada por las compañías de MAPFRE en los diferentes países, y reasegurada por MAPFRE RE.

    Asimismo, MAPFRE GLOBAL RISKS transferirá su negocio reasegurador a MAPFRE RE y el asegurador a MAPFRE ESPAÑA. Igualmente, MAPFRE RE asumirá las operaciones suscritas por MAPFRE GLOBAL RISKS en distintos países de la Unión Europea. De esta manera, las sucursales en Reino Unido, Francia e Italia se integrarán en la estructura de MAPFRE RE, mientras que la sucursal de MAPFRE GLOBAL RISKS en Alemania cesará sus operaciones el 1 de octubre.

    Esto permitirá una optimización del capital y los recursos del grupo, así como una mayor eficiencia por economías de escala. “Todo ello permitirá a MAPFRE -ha explicado su presidente, Antonio Huertas- disponer de mayor capacidad para el negocio asegurador de grandes riesgos y contribuirá a ofrecer un mejor servicio a los clientes globales de MAPFRE”.

    MAPFRE RE será el vehículo para la transferencia y administración de los riesgos globales

    Por su parte, el grupo incide en que con estos cambios, MAPFRE RE “refuerza su papel como reasegurador único en las tipologías de riesgos gestionados por MAPFRE GLOBAL RISKS, aprovechando su mayor dimensión y diversificación de cartera, para lo cual incrementa el tamaño de su negocio”. Al mismo tiempo, “potencia la capacidad al servicio de sus clientes y amplía su oferta de soluciones a ramos y líneas de negocio en los que hasta ahora no operaba”.

    “MAPFRE RE mantiene como hasta ahora la separación estricta entre la labor de reaseguro que realiza para las distintas entidades de seguros de MAPFRE, de la proveniente de otras compañías cedentes”, continúa la nota de prensa, que concluye que, tras este paso, la reaseguradora del grupo se consolida como una de las 15 primeras del mundo, con más de 5.500 millones de euros en primas anuales.