MAPFRE ha aprobado unas nuevas reglas de buen gobierno que recogen los principios institucionales de la compañía y que serán de obligado cumplimiento en los más de 45 países de los cinco continentes en los que el gigante asegurador español está presente. La dimensión global del grupo y su presencia en mercados con normativas de gobierno corporativo “muy diferentes” aconsejan disponer de estas normas básicas de buen gobierno, según explica el grupo en una comunicación remitida a la CNMV.

Los órganos de gobierno de la aseguradora, formados por los órganos de administración y por los órganos de dirección, serán los responsables del cumplimiento de estas nuevas normas. Para que esto sea posible deben conocerlas y comunicar en su caso, por los cauces establecidos, cuantas circunstancias o actuaciones entiendan que las incumplen.

Pero además, dentro de su compromiso público con los distintos grupos o colectivos con los que MAPFRE se relaciona, la compañía facilitará que estas nuevas normas sean conocidas por todos, con el objetivo de que las relaciones mutuas se desarrollen al amparo de esta normativa.

Entre los principios institucionales del grupo está la “rigurosa separación” entre las actividades de MAPFFE, cuyo objetivo, destaca, es la creación de valor para todos los accionistas y demás grupos de interés, y las actividades de la Fundación Mapfre, que se desarrollan sin ánimo de lucro y con un fin general y social.

Además, la aseguradora apuesta por una gestión basada en criterios “estrictamente profesionales y técnicos, que eviten conflictos de interés”, por lo que establece una autorización expresa del consejo, o del órgano que este designe al afecto, si la participación de uno de sus miembros, directivos o empleados es significativa (más del 0,1 % de las acciones en circulación).

En cuanto al desarrollo profesional en el grupo, “no pueden incorporarse como miembros de los órganos de administración, como directivos o empleados personas que tengan parentesco hasta de segundo grado, incluso por afinidad, con miembros de los órganos de administración o empleados o directivos en servicio activo”.