El presidente de MAPFRE, Antonio Huertas, abogó ayer por una “reconversión” del sector asegurador español porque su dimensión actual es “indigerible” y existen demasiadas entidades en el mercado sobre las que la presión regulatoria podría impactar negativamente. Durante su intervención en el curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, recordó que en este momento hay más de 250 compañías en España, lo que hace “importante” trabajar por una reconversión del sector. “Pero esa no es tarea nuestra”, matizó.

“La pregunta es si las entidades van a ser capaces de mantener la calidad y servicio al cliente”, aseveró el directivo, indicando que el rendimiento de las aseguradoras se centra en su capacidad para administrar las primas de los clientes y cumplir con su obligación con los mismos y “no sé si están todos preparados”.

En otro orden de cosas, consideró “imprescindible” dar un impulso a los planes de pensiones privados para adecuar la situación de España a la del resto de países europeos. En su opinión, para revertir esta situación no basta con un cambio legislativo, sino también un cambio en la cultura española.  “Es pura matemática que dentro de 20 o 25 años los que vengan detrás de nosotros no tendrán las capacidades económicas actuales”, comentó.

Apuesta por el crecimiento exterior

Por otro lado, con respecto al interés de la aseguradora en operaciones corporativas en otros países, confirmó que Portugal siempre ha estado en el foco de su grupo porque “tenemos una cuota de mercado inferior a la que nos gustaría”. “MAPFRE, cuando pueda y entienda, aprovecharía oportunidades en Portugal”, insistió Huertas.

En esta línea, reafirmó que “vamos a continuar creciendo y diversificando nuestro modelo con un crecimiento sostenible y unos buenos resultados”,