Mientras que el actual panorama económico europeo es bastante positivo, los principales riesgos para las compañías de seguros y los fondos de pensiones de empleo siguen presentes: vulnerabilidad ante el actual clima macroeconómico, entorno de bajos rendimientos de las inversiones y riesgos créditicios derivados de la exposición a deuda soberana y de instituciones financieras. Esta es la principal conclusión del ‘Informe de Estabilidad Financiera. Mayo 2014’, publicado por EIOPA.

Esta es la principal conclusión del ‘Informe de Estabilidad Financiera. Mayo 2014’, publicado por EIOPA. En él, detalla que el endeudamiento de los sectores públicos y privados, el alto desempleo y la fragmentación del mercado son las principales fuentes de vulnerabilidad. Además, el entorno prolongado de bajos tipos de interés sigue siendo un riesgo clave en muchos países y tiene un impacto negativo en la capacidad de las compañías y fondos para mantener una rentabilidad financiera estable a largo plazo. En esta búsqueda de rendimientos, están asignando recursos a activos de mayor riesgo.

Igualmente, atraídos por mayores márgenes de beneficio, las aseguradoras han seguido mejorando sus actividades en China, Sudeste asiático, América Latina y algunos países emergentes de Europa y, por lo tanto, detalla EIOPA en su informe, aumentan su exposición a riesgos políticos, legales y de otro tipo sobre estos mercados.

En el sector asegurador, se observa un crecimiento moderado en las primas. Las proyecciones de EIOPA apuntan a que esta tendencia se mantendrá al menos hasta finales de 2015.