El Comité Conjunto de las Autoridades Europeas de Supervisión (banca, valores y seguros) ha publicado un recordatorio a los bancos y compañías de seguros en la Unión Europea sobre requisitos en materia de protección de los consumidores que aplican a ciertos instrumentos financieros que emiten. Además, se ha puesto de relieve los riesgos específicos que plantea a los inversores los instrumentos convertibles contingentes (los llamados CoCos).
Las tres autoridades han analizado las prácticas empleadas por algunas instituciones financieras para cumplir con las nuevas normas de capital de la UE. En particular, preocupan las prácticas de autocolocación (‘selfplacement’), es decir, la comercialización entre sus clientes de instrumentos financieros que los propios grupos financieros han emitido y son aptos para cumplir con los requisitos prudenciales de capital. Las tres autoridades han subrayado que estas prácticas podrían constituir infracción de algunas de las reglas que rigen a instituciones financieras y puede resultar en perjuicio “significativo” para el consumidor.

Se considera que las instituciones financieras “no deben permitir que presión sobre si capitalización afecte el cumplimiento de los requisitos de la UE en términos de prestación de servicios a los consumidores”.

El Comité Conjunto recuerda a las instituciones financieras su responsabilidad de cumplir con las normas que rigen los conflictos de intereses, de remuneración, la prestación de asesoramiento y la idoneidad y adecuación de sus productos.

El texto completo de recordatorio emitido por las tres autoridades ha sido publicado en las páginas web de las tres instituciones: http://bit.ly/1k92KID