Los supervisores de los cuatro países acordaron determinar una hoja de ruta para la implementación del pasaporte de fondos, para que se puedan distribuir en los cuatro mercados, una vez que sean autorizados por alguno de los supervisores.