La coyuntura actual exige que las aseguradoras den un paso adelante (entendido como evolución).  También, que sean capaces de desarrollar productos alternativos en el ramo de Vida; que aprovechen las tecnologías emergentes (inteligencia artificial, analítica y blockchain). Por tanto, el objetivo es mejorar la eficiencia, la agilidad, la flexibilidad y la orientación al cliente.

Esa es la visión que Capgemini presenta en su informe de tendencias en este segmento del mercado asegurador. Así, destaca el “gran éxito” de los productos de ahorro tradicionales en términos de atractivo, dado que los bajos tipos de interés han sido la realidad cotidiana durante los últimos años.

“Sin embargo, el panorama de riesgos está cambiando y las aseguradoras deben alinearse mejor con el entorno empresarial emergente. Es por eso que tienen que  gestionar las preferencias cambiantes de los clientes y mejorar la eficiencia operativa”, advierte la consultora. Asimismo, el análisis explica cómo los actores de la industria realizan cambios tácticos y estratégicos en un intento por gestionar “dinámicas de mercado impredecibles”.

Estas son, según Capgemini, las tendencias en seguros Vida para 2020

  1. Los aseguradores buscan en el wellness formas para monitorizar, gestionar y mejorar la salud de los asegurados.
    Las las aseguradoras dejan de ser pagadoras de indemnizaciones para convertirse en socios centrados en la prevención. Por ello,  exploran cada vez más iniciativas para monitorizar, administrar y mejorar la salud de sus clientes, además de atender reclamaciones por enfermedad o muerte.
  2. Ofertas flexibles para clientes de segmentos emergentes.
    Las aseguradoras exploran formas de llegar a segmentos de población desatendidos. Por ejemplo, los trabajadores que desempeñan empleos eventuales y de corta duración, los millennials e incluso clientes de mucha más edad.
  3. Los entornos colaborativos permiten un mejor servicio al cliente.
    Las aseguradoras de Vida están aprovechando las competencias y el alcance de los socios de los ecosistemas colaborativos. Esto les ayuda a crear oportunidades y atraer a más clientes.
  4. Ofertas solo digitales para mejorar la eficiencia operativa.
    Las entidades están lanzando productos solo digitales, Con ello, buscan acelerar el proceso de la cotización a la suscripción y reducir los costes del servicio al cliente.
  5. Un ciclo de compra más corto para mejorar la experiencia.
    Las compañías del ramo de Vida están aprovechando las plataformas y tecnologías digitales: Por tanto, pueden reducir el ciclo de compra de los clientes -en algunos casos de forma drástica. El objetivo es ofrecer una experiencia de cliente relativamente fácil.
  6. Las aseguradoras aprovechan la analítica y la inteligencia artificial para mejorar el proceso de suscripción.
    Los avances en herramientas de captura de datos, técnicas analíticas y algoritmos de IA hacen posible la automatización y, por ende, la mejora del proceso de suscripción.
  7. Blockchain’ y beneficios a largo plazo.
    Las aseguradoras están explorando soluciones basadas en blockchain. De esta manera, consiguen validar la identidad, el intercambio continuo de datos y el procesamiento de las peticiones de indemnización.
  8. La epigenética puede allanar el camino a las primas personalizadas y una suscripción más precisa.
    El estudio de los mecanismos que regulan la expresión de los genes sin una modificación del ADN (epigenética) puede utilizarse como una fuente de datos alternativa. Así, se logra mejorar la personalización del producto y mejorar la suscripción.

The post Los seguros de Vida necesitan la ayuda de la tecnología appeared first on Inese.