Tras dos años de recesión (con una caída del PIB del 3,8% en 2015 y del 3,6%, en 2016), la economía de Brasil creció un +1% intertrimestral en el primer trimestre de 2017, en lo que es la primera tasa positiva desde el cuarto trimestre de 2014, según el último informe de SOLUNION. Aun así, al fijarse en el dato interanual, el PIB cayó -0,4% (es el duodécimo trimestre consecutivo).