La desconfianza persiste entre los productores agropecuarios del país fomentada por la falta de fondos, pagos tardíos y la mucha burocracia. Por eso, como resultado más inmediato los productores se resisten a utilizar los seguros agropecuarios para proteger sus cosechas en caso de un siniestro o por sequía. Según el Instituto de Seguro Agropecuario desde el año 2001 hasta 2014 se han registrado en esta institución unas 22.905 pólizas. También se han registrado 333.353.267 dólares en sumas aseguradas por los clientes en los últimos 15 años.
El año pasado se registraron pérdidas que pueden llegar hasta unos 3 millones de dólares, según Irvin Santos, gerente general de esta institución. Según cifras del ISA, las primas suscritas por los productores mermaron en un 34,2% en comparación con el año 2013, debido a que pocos productores usaron este servicio. Además, el número de pólizas usadas por productores, según la institución, fueron 1.743, unas 908 menos que las 2.651 que se registraron en 2013. Su cartera de clientes bajó en un 33,6% (2014), lo que representa unos 473 productores menos que en el año 2013.

Valentín Domínguez, presidente de la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo de Los Santos, defiende que existe desconfianza de parte de los productores para usar el seguro agropecuario, debido al mal manejo que ha tenido esta institución en los últimos años, y que para poder asegurar su inversión hay que pagar primero, sin embargo, para recibir sus pagos es un proceso que demora demasiado tiempo, algo que no ha hecho factible su uso para los productores.

El reto de recuperar la confianza de los productores

Por su parte, Irvin Santos, gerente general del ISA, señaló que la desconfianza de algunos productores del país para utilizar el seguro agropecuario, tiene que ver en gran parte con la forma negativa como se ha venido manejando esta institución en los últimos años. “En la actualidad el ISA tiene que hacerle frente a una deuda de 3,9 millones de dólares por pagos atrasados a unos 668 productores, debido a siniestros ocurridos entre los años 2007 y 2013”.

Y añadió que entre su función primordial tiene el reto de recuperar la confianza del sector agropecuario del país, con la meta de incrementar el número de pólizas de seguro suscritas en un 25% al finalizar el año 2015 y unas 3.000 para el siguiente año. Y para tal comenta que tiene planificada una serie de proyectos para beneficiar a los productores y que vuelvan a tener confianza en que el ISA pague la prima asegurada en un periodo de 30 días después que se emite la póliza y no inmediatamente como se venía haciendo.