La temporada de renovaciones de enero ha demostrado que los precios en el mercado de reaseguro han alcanzado ya su suelo.