Los analistas de Goldman Sachs creen que los precios del reaseguro se podrían estabilizar al finales de 2016, peroadvierten que esta subida podría darse con niveles estructuralmente inferiores y posiblemente las tarifas no suban mucho más, incluso aunque se generasen futuras pérdidas.
“Se está dando un incremento de la expectación sobre que los precios de reaseguro podrían estar comenzando a subir, con una evidencia emergente impulsada por los valores vinculados a seguros (ILS por sus siglas en inglés) en los mercados donde el precio de los bonos catástrofes está por encima de la media e incluso cuando algunas colocaciones de reaseguro han tenido que revaluarse para poder ser aceptadas en el mercado de renovaciones”, asevera la consultora en una información del portal ‘Artemis’.

Los analistas también han reseñado que han visto una señal de que los precios están empezando a estabilizarse, pero que esto no pasará tan rápido como algunos reaseguradores quisiera. Unos precios que pronostican que se estabilizarán a finales de 2016, pero en niveles estructuralmente más bajos.

Uno de los factores que se espera que ayude a estabilizar los precios es el hecho de que los ILS y el capital alternativo se hayan acercado a unos niveles históricamente bajos. Los inversores son los únicos que están dispuestos a llegar tan lejos y no pueden competir en la diversificación como en el caso de las reaseguradoras tradicionales, explica la consultora, por ese motivo, en muchos casos, será más rápido frenar la disminución de tasas.