Alrededor de unos 328 dólares al mes (243 euros) será lo que costará de media el nuevo seguro de salud que está impulsando el Gobierno de Barack Obama y que se implantarán el próximo octubre dentro de la reforma sanitaria impulsada en 2010, según datos oficiales divulgados ayer y que han sido recogidos por las agencias de medios.
En los Estados Unidos hay casi 48 millones de personas que no tienen seguro médico y la Ley de Cuidado Asequible de la Salud permitirá a partir del 1 de octubre la posibilidad de inscribirse en más de medio centenar de planes privados. La norma permite que los Estados, con subsidio federal, establezcan sus propios “mercados” de seguros médicos, o bien que dejen que lo haga el Gobierno, una opción que han escogido 36 de los 50 territorios federados del país.

En los tres estados donde es más alta la tasa de población sin seguro médico, el coste promedio será de 373 dólares en California, 305 dólares en Texas y 328 dólares en Florida. “Con gran satisfacción vemos que las tarifas en los ‘mercados’ son más bajas que lo proyectado originalmente”, señaló en una declaración la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, cuyo departamento divulgó las cifras. “En el pasado a los consumidores a menudo se les negaron las opciones de seguro de salud o tenían un costo que las hacía inasequibles, pero gracias a esta ley podrán elegir entre numerosas opciones de cobertura a un precio asequible”, añadió.

Entre otras características, con la nueva ley incluso los ciudadanos que trabajan para empresas pequeñas que no tienen un plan médico podrán suscribir uno sin que puedan ser rechazados aunque tengan condiciones de salud “pre-existentes”, es decir, algún problema crónico o que hayan padecido alguna enfermedad.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha calculado que alrededor del 95% de los potenciales clientes de los nuevos seguros tendrán al menos dos compañías entre las que puedan optar. Los costes varían, además, según la situación familiar del asegurado y cuántos dependientes tenga, el Estado donde resida, sus ingresos, entre otras variables.