Qué son los microseguros y qué no son (no son ‘low cost’); cuál es su comprador potencial; cuál es la experiencia en países en los que se han implantado y, finalmente, qué posibilidades hay de implantar estos productos en España. Estas fueron algunas de las preguntas a las que se dieron ayer respuesta en el evento ‘Microseguros, ¿una realidad en la “rica” Europa?’, organizado por Community of Insurance, con el patrocinio de REALE SEGUROS y la colaboración de BBVA, en cuyo Innovation Center de Madrid se celebró la jornada.

Tras una breve bienvenida de Ignacio Villoch, responsable del Laboratorio de Innovación en Comunicación y Marca de BBVA; Carlos Biurrun, fundador de Community of Insurance, y Adolfo Fernández, director técnico de REALE SEGUROS, se celebró una bloque técnico presentado y moderado por el corredor de seguros Carlos Lluch, con la participación de Paula Pagniez, Carlos Ruano, Francisco Javier Garayoa y Enrique González.

¿QUÉ SON LOS MICROSEGUROS?

A través de videoconferencia, Paula Pagniez, Senior Microinsurance Specialist y Vice President Global Partnerships de SWISS RE AMERICA, habló de la experiencia de su grupo en este campo (“productos con diseños simples, claros y comprensibles”), en los que la alianza pública-privada en su implantación se ha visto como la más efectiva. Desde el punto de vista económico, precisó, SWISS RE no espera retorno de la inversión en pocos años y su apuesta es por “planes de desarrollo a largo plazo”. [acceso a vídeo de su intervención]

En su exposición, Carlos Ruano, Master en Microseguros y responsable técnico de REALE SEGUROS en Cataluña, habló de las características de los microseguros, que deben ser simples, comprensibles, accesibles, valiosos (que aporten valor) y que sean eficientes (que realmente cubran necesidades). Alrededor del 80% de estos productos son de Vida y Accidentes (normalmente vinculados a créditos y microcréditos). Asia (con India, China y Filipinas) es la zona donde más extendidos están; seguidos por Latinoamérica y Caribe, y África (en los últimos seis años casi se han multiplicado por 10). [acceso a vídeo de su intervención]

Por su parte, Francisco Javier Garayoa, doctor en Ciencias del Seguro y director general del Foro de Inversión Social de España, remarcó que son los objetivos sociales los que definen la actividad microaseguradora: orientados a la base de la pirámide social (“son productos inclusivos”) y destacó el papel destacado de los canales no convencionales para la distribución. Cree que con la actual situación de economía en recesión, con incremento de la población en riesgo de exclusión, se podrían implantar los microseguros en España, aunque es “cuestionable” que se utilice el mismo modelo que en países en desarrollo. [acceso a vídeo con su intervención]

EL DISEÑO DE UN MICROSEGURO EN ESPAÑA

Enrique González se centró en los aspectos operacionales de las compañías de microseguros. En la actualidad, este actuario sitúa el mercado potencial en nuestro país –“siendo tremendamente prudentes”- en alrededor de 20,5 millones de personas. Cree que la normativa actual (en lo relativo a capital y margen de solvencia) “hace inviable la creación de entidades especializadas y exclusivas de microseguros” por lo que solamente podría desarrollarse una oferta a partir de las aseguradoras que operan ya, creando subramos o departamentos específicos, aprovechando los recursos, capital y la solvencia de cada entidad, haciendo posible compensar el eventual resultado técnico adverso y aligerando los costes de gestión. Además, cree que en la actualidad no hay una red de distribución “que pueda resultar eficiente en la venta de microseguros”, a lo que hay que sumar cierta dificultad para captar al cliente potencial (“las personas de bajo nivel de ingresos tienen una comprensión limitada y desconfianza hacia los seguros e ignoran sus beneficios”).

¿Cuál sería el diseño de un microseguro para el mercado español? “Las coberturas de riesgo han de ser sencillas, simples, claras y verosímiles al nivel del cliente de bajos ingresos; con capitales asegurados adecuados; que incluyan una garantía de protección para la demora o el pago de la prima -que debe ser asequible, con fraccionamiento y flexibilidad de pagos, y de un máximo de 20 euros al mes-; sin procesos de suscripción dilatados y severos; y que minimicen las exclusiones, tanto en aceptación como en limitaciones de garantías”. Asimismo, añadió, “no se puede caer en la diversificación y personalización de la oferta, generando múltiples opciones o productos para riesgos similares” ni tampoco en los gastos de gestión interna y externa del seguro tradicional, que son muy elevados para lo que debe contemplarse en los microseguros.

En cuanto a los riesgos asegurados, cree que los más demandados por clientes con bajos ingresos son los de Accidentes Individuales, con muerte e invalidez; los de Vida Riesgo con muerte e invalidez; Decesos; Incendios, Explosión y Caída de Rayo (no pólizas Multirriesgo Hogar); Indemnizaciones diarias por enfermedad o accidente y, por último, insolvencia, total o parcial, del tomador del seguro. [acceso a vídeo de su presentación]

EXPERIENCIA DE CODESPA Y AYUDA EN ACCIÓN

Luis Badrinas, fundador de LB&Partners, presentó el bloque en el que representantes de organizaciones no gubernamentales aportaron su visión sobre la pobreza en España y desde su experiencia en proyectos de microseguros su posible aplicación en colectivos de población española. Silvia Loro, responsable de Voluntariado Corporativo para el desarrollo (CODESPA), habló de cómo se ha diseñado e implantado un programa de microseguros 3×1 (Vida, Accidentes y Últimos Gastos) en República Dominicana. En la actualidad, con la ayuda de DKV SEGUROS y con un socio local (la aseguradora UNIVERSAL) trabajan en un microseguro de Salud (“en República Dominicana no está desarrollada la atención primaria”) para el que han fijado un precio que no debe ser superior a 2-3 dólares mensuales. Será un producto específico y adaptado a las necesidades de los potenciales clientes y no un producto ‘low cost’ en el que se haya logrado rebajar el precio a costa de excluir servicios necesarios o enfermedades con alta prevalencia (como tuberculosis o malaria).

Marta Marañón, miembro del equipo directivo de Fundación Ayuda en Acción, describió como su organización ha tenido que ampliar el enfoque de su trabajo en España, donde además de las labores de concienciación y sensibilización en valores que hacían hasta ahora, han tenido que empezar a actuar para apoyar a familias en riesgo de exclusión social. [acceso a vídeo con su intervención]

EXPERIENCIA EN BRASIL Y ESPAÑA

En el último bloque, Enio Miraglia, consultor en CS Consultoria de Seguros y consejero de FENASEG, reveló el “desafío” que supone el mercado brasileño donde hay unos 100 millones de personas potenciales suscriptores de microseguros, porque aunque su venta avanza, lo hace a un ritmo bastante menor del esperado por la SUSEP. [acceso a vídeo con su presentación]

Por su parte, Cristina Llorens, vicepresidenta de E2000 y gerente y socio corredor de AD-ADARES, sostuvo que son los consumidores los que cambian el mundo con su actitud, por lo que “hay que escucharles”. Su llegada al microseguro fue precisamente eso: una respuesta a las necesidades de los clientes. Ahí está la iniciativa junto a Fundación Ayuda en Acción y EUROP ASSISTANCE, y la que están preparando junto a REALE, de la que, de momento, no adelantó más datos. “Los microseguros son una oportunidad para todos: para las compañías, para los mediadores y para los clientes”, concluyó. [acceso a vídeo con su presentación]

Este bloque fue cerrado por el abogado César García quien considera que el microseguro es una vuelta al principio mutual que impulsó el seguro. Además, en un mercado en el que no hay crecimiento y las aseguradoras luchan por robar carteras, el microseguro es un potencial nicho de mercado para desarrollarlo. Para que sea posible, animó a los legisladores (“en España no hay norma específica para el microseguro, pero debería haberla, como la hay para el reaseguro”) y a los mediadores, para que colaboren con las ONG para desarrollar productos que se ajusten a las necesidades de esa población en riesgo de exclusión. [acceso a vídeo con su presentación]

El evento fue clausurado por Miriam Blázquez, coordinadora de Proyectos de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (en la imagen de abajo durante su intervención), quien apostó por microseguros “sostenibles económicamente” como garantía de protección del asegurado, que se lancen después de un “análisis técnico previo serio para ver si son factibles”. “¿Es posible el microseguro en España? Y, ¿por qué no?”, afirmó, destacando que hay que trabajar para hacerlo posible allí donde sea necesario, teniendo en cuenta que en España hay una alta penetración aseguradora. [acceso a vídeo con su intervención

ACCESO A  INFORMACIÓN COMPLETA CON PONENCIAS Y VÍDEO

Miriam Blázquez, en la clausura del evento
ACCESO A  INFORMACIÓN COMPLETA CON PONENCIAS Y VÍDEO