Los mexicanos prefieren contratar un seguro automóvil que un seguro de gastos médicos
Según datos divulgados por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) al cierre de 2014, los mexicanos revelan mayor interés en comprar y contratar un seguro para proteger su automóvil que un Seguro de Gastos Médicos Mayores. De acuerdo con la asociación, el 28% de los vehículos en México cuentan con una póliza de seguro, en cambio, hay un total de 8.5 millones de personas aseguradas, lo cual equivale a que sólo el 7% de la población mexicana cuenta con un tipo de Seguro de Gastos Médicos o Salud (SGMM), con base en las últimas cifras del sector asegurador.

Estos datos reflejan que el seguro en México todavía esté muy por debajo de los índices respecto a los países latinoamericanos como Venezuela, 30%; Brasil, 25%; Chile, 18%; y Argentina, 15%, según la Asociación Latinoamericana de Sistemas Privados de Salud (ALAMI) en 2012, informa el medio digital ‘E-Consulta.com’

El artículo recuerda que el SGMM se creó a finales de los 70, tras la necesidad de proteger a un mercado dinámico y porque ya en aquel momento se veía que el sistema de Salud era insuficiente y se necesitaba tener cobertura para aquellas personas que viajaran y tuvieran un percance de salud en el extranjero. Desde entonces, los SGMM han formado parte de la vida de la población y hoy en día se considera como una necesidad el contar con uno, sin embargo el provocar la motivación para contratar un SGMM, se da demasiado tarde, cuando la persona ya se enfermó y tiene que hacer frente a los altos costos de los hospitales, medicinas y honorarios médicos.

También aprovechó para hacer referencia a los tipos de SGMM existentes y que son muchos, puesto que las empresas ofrecen desde la cobertura nacional hasta internacional, coberturas para enfermedades básicas o catastróficas, pasando por estudios clínicos, check up o la cobertura para una operación rutinaria o de emergencia. Según este medio digital, no importa cuál el SGMM que uno elija, lo importante es que se ponga en marcha mientras se está sano y que no se interrumpa su pago.