Los ingresos relacionados con el seguros de Vida se mantuvieron sin variaciones el pasado año, cuando llegaron a 93.170 millones de reales (42.000 millones de dólares) frente a los 92.497 millones de reales (41.660 millones de dólares) de 2012, según datos del regulador Susep citados por el portal local ‘TudoSobreSeguros’.
La cifra representa una desaceleración del crecimiento tras la expansión de 26,9% del 2012. La ralentización correspondió principalmente a una contracción interanual de 5,5% en las contribuciones del plan previsional individual VGBL, a 53.887 millones de reales (24.270 millones de dólares). En contraste, los ingresos del 2012 por VGBL crecieron 42,4%, a 57.035 millones de reales (25.688 millones de dólares), informa ‘BNAmérica’.

Los ingresos provenientes del segmento de No Vida se expandieron un 19,3% el año pasado, a 57.204 millones de reales (25.764 millones de dólares). Los seguros automotores que constituyen el mayor segmento de No Vida, crecieron un 18,7% a 29.390 millones de reales (13.237 millones de dólares), en tanto que los ingresos de seguros generales, que representan la segunda mayor línea de no vida, se expandieron 15,7% a 11.457 millones (5.160 millones de dólares).

A fines de 2013 había 119 aseguradoras, 19 compañías de bonos de capitalización, 24 firmas de pensiones privadas, más de 85.000 corredores de seguros y 129 reaseguradoras registradas y autorizadas en el país, señaló  la Susep.