Según datos divulgados este jueves por FenaSaúde (Federação Nacional de Saúde Suplementar), y basados en cifras de la ANS (Agência Nacional de Saúde Suplementar), los gastos de asistencia en salud alcanzaron más de 35.000 millones de dólares (110 billones de reales) entre abril del año pasado y marzo de este año, lo que refleja un aumento del 16% interanual.
Para FenaSaúde esta expansión de los gastos en asistencia resulta del aumento del 2,1% aplicado a los beneficiarios en el período en cuestión, sobre todo del impacto de la conocida como “inflacción médica”. En ese sentido, FenaSaúde aclaró que estos gastos son pagos por procedimientos ambulatorios y de hospitales, incluyendo consultas médicas, exámenes, terapias e ingresos.

Durante el primer trimestre de 2015, los gastos de asistencia médica sumaron los 8.600 millones de dólares (27,5 billones de reales), con un aumento del 13,9% en comparación con el mismo periodo de 2014. Durante los 12 meses finalizados en el mes de marzo las recetas aumentaron un 14,7%. Por su parte, la siniestralidad en el sector de la salud suplementar llegó a los 82,2% en los últimos 12 meses, con un incremento de 0,9%.

FenaSaúde también informó que el número de beneficiarios de planes médicos aumentó un 2,1% en los 12 meses analizados, alcanzando los 50,8 millones de vidas. Por último, destaca que hubo una desaceleración del 2,7% en su crecimiento, en comparación con la tasa registrada entre diciembre de 2013 y diciembre de 2014, lo que refleja la actual situación macroeconómica de retroceso en los indicadores de empleo y de ingresos.