Se han intensificado las condiciones de sequía en algunas partes de Europa del Este, África, el Caribe y América Central durante agosto, asevera el último informe del Impact Forecasting de AON BENFIELD. En Estados Unidos, las condiciones de sequía permanecieron en el oeste del país un mes más, lo que supondrá unas pérdidas económicas que podrían alcanzar los 3.000 millones de dólares (2.690 millones de euros). La mayoría de estas pérdidas fueron atribuidas a daños relacionados con la agricultura en la zona de California.
“Dado que el fenómeno El Niño continuará intensificándose en los próximos meses, es de esperar que las estimaciones de las pérdidas globales actuales relacionadas con la sequía puedan superar los 8.000 millones de dólares (7.170 millones de euros)”, asevera el informe.

Steve Bowen, director asociado y meteorólogo de este centro de estudios comenta: “A medida que continuamos ratificando la perspectiva de que El Niño se convierta en uno de los más fuertes en décadas, también pensamos que este impacto será evidente en todo el mundo. Esto es ya una realidad dentro de las pérdidas globales por sequía, ya que varios países han sufrido una severa falta de lluvias y ha impactado con fuerza en el sector de la agricultura”.