Los daños económicos totales causados por todas las catástrofes, incluyendo tanto desastres naturales como siniestros por la acción del hombre, ascendieron el pasado año a 92 000 millones de dólares, en comparación a los 113 000 millones de 2014. De esa cifra, algo más de un tercio, es decir, 37000 millones, estaban asegurados,  según los datos del último estudio Sigma de SWISS RE, dado a conocer hoy.
Aproximadamente 28 000 millones las pérdidas aseguradas se atribuyeron a catástrofes naturales, más o menos lo mismo que en 2014, y los 9.000 millones restantes a siniestros antropógenos, cuyo coste se incrementa en un 28% respecto a 2014, debido al siniestro en el puerto chino de Tianjin. Tanto el total de daños económicos como el de pérdidas aseguradoras estuvo por debajo de la media anual de la últimas década. Concretamente, el impacto de estos eventos en el sector seguros fue un 40% inferior a la media de los 10 ejercicios anteriores. Eso sí, el pasado año se produjeron 353 eventos catastróficos, de los que 198 fueron catástrofes naturales, que es la mayor cantidad en un año según los registros de Sigma.   "Otra benevolente temporada de huracanes" Según detalla la reaseguradora, el bajo nivel de daños respecto a la media de debe en gran parte a “otra benevolente temporada de huracanes” en Estados Unidos. El pasado, fue el décimo año consecutivo en que ningún huracán importante tocó tierra en el país. En Norteamérica, el mayor daño tuvo origen en una tormenta invernal a mediados de febrero que causó daños en 17 estados, siendo Massachusetts el más afectado. Los daños asegurados combinados fueron de 2.000 millones, principalmente como consecuencia del reventamiento de tuberías de agua congelada y daños a propiedades por agua o por el peso del hielo. El terremoto de Nepal fue la mayor catástrofe del año a nivel global, donde murieron cerca de 9.000 personas, la mayor pérdida de vidas en un único evento. Los daños totales del terremoto de Nepal se estimaron en 6.000 millones, cifra que incluye daños notificados en India, China y Bangladés.  Kurt Karl, economista jefe de SWISS RE, comenta que los daños, “en su mayor parte no estaban asegurados”. “De nuevo, la tragedia ha afectado a áreas donde la gente es menos capaz de protegerse a sí misma”, lamenta.

Daños aseguradoras de hasta 3.500 millones por la explosión en el puerto de Tianjin

El mayor daño asegurado del año —con daños materiales estimados entre 2.500 y 3.500 millones de dólares— fue causado por dos grandes explosiones que se produjeron en agosto en el puerto de Tianjin en China. El informe de la reaseguradora incluye un capítulo especial sobre ese evento y sobre la acumulación de riesgo en grandes centros de transporte como los puertos. “La imposición de una zona de exclusión en el lugar debido al riesgo de que se produjeran más explosiones y a las operaciones de limpieza hizo que fuera muy difícil para las aseguradoras evaluar los daños derivados de muchos activos dañados o destruidos, como la gran cantidad de automóviles en tránsito en el puerto”. El informe destaca que la gravedad de las explosiones y la gran exposición simultánea de activos supone que Tianjin, además de ser el mayor evento con daños asegurados de 2015, es el mayor siniestro antropógeno con daños asegurados jamás registrado en Asia, y también uno de los mayores de todo el mundo.