Los ingresos de las clínicas privadas no benéficas aumentaron un 1% en 2013, prolongándose la tendencia de moderado crecimiento de la actividad de los años anteriores, según devela un informe de DBK, filial de Informa D&B (GRUPO CESCE), que concreta que la cifra de ingresos de este sector alcanzó el pasado ejercicio los 6.185 millones de euros. El continuo crecimiento de estos años ha llevado a aumentar el nivel la facturación en un 12% respecto a los datos de 2008.
El incremento de la facturación sectorial ha estado motivado en los últimos años por la favorable evolución de la actividad vinculada a convenios con compañías aseguradoras. Este segmento, que supone las dos terceras partes del valor del mercado, experimentó un crecimiento del 3,4% en 2013, similar al del año anterior, alcanzando los 4.090 millones de euros.

Los ingresos procedentes de conciertos públicos cayeron un 4%, hasta 1.430 millones, como consecuencia de los ajustes presupuestarios de las Administraciones Públicas, mientras que el segmento de ‘clientela privada pura’ siguió viéndose afectado por el desplazamiento de la demanda hacia la asistencia bajo pólizas de seguros de Salud o la sanidad pública, lo que motivó que sus ingresos registraran un descenso del 3,2%.

El ratio de facturación por clínica continuó mostrando una evolución favorable, con un crecimiento del 2% en 2013, hasta los 20,35 millones de euros por centro. Por su parte, los ingresos medios por cama alcanzaron los 203.000 euros.

El número total de clínicas privadas no benéficas se situó en 304 a comienzos de 2013, tres menos que en el año anterior, habiendo disminuido en 18 centros en un período de cuatro años. La dotación de dichas clínicas era de 30.434 camas, medio punto porcentual menos que en 2012.