El sector de seguros es el más preocupado por los cambios disruptivos. La rapidez de los cambios tecnológicos, los cambios en el comportamiento de los clientes y  la aparición de nuevos competidores, preocupan mucho a los principales responsables de sector asegurador.