Ayer se celebró la tercera y última jornada con la que la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES) dio por finalizado otro exitoso congreso bianual. ‘El impacto de los cambios demográficos en Seguros’ y las ‘Tendencias en Regulación: ¿hacia un mercado más solvente?’ fueron abordados por ponentes de primer nivel que pusieron el broche de oro al evento.
El primer panel de la mañana, sobre el cambio demográfico y la longevidad, estuvo moderado por Alesia Rodríguez, presidenta ejecutiva de la Cámara de Aseguradores de Venezuela (CAV), y contó con las ponencias de Carlos Pavez T., superintendente de Valores y Seguros de Chile; el gobernador Dirk Kempthorne, presidente de la Global Federation of Insurance Associations (GFIA) y presidente y CEO del American Council of Life Insurers (ACLI); Michael Garvin, CFO Latam de PRINCIPAL FINANCIAL GROUP; y Margo Black, directora ejecutiva, jefe de reaseguro Latam Sur de SWISS RE.

El reto del regulador ante los cambios demográficos

En su intervención, el superintendente de Seguros de Chile explicó el contexto en el que durante la segunda mitad del siglo pasado se observaron cambios importantes en la dinámica demográfica de Chile. Así, a partir de 1961 hubo un sostenido descenso de la mortalidad y de la natalidad, siendo el envejecimiento de la población uno de los factores que originó el déficit del sistema de reparto vigente hasta 1980. Además, en los últimos 20 años las expectativas de vida han aumentado un 18% para los hombres y un 20% para las mujeres, con un impacto a la baja del orden de un 6% y 8% respectivamente en las pensiones a la edad de jubilación. Con ello, los cambios demográficos sumados a la disminución de las tasas de interés imponen desafíos a la industria de seguros de Vida y a la regulación y supervisión de esta.

En este sentido, Pavez apuntó que la SVS tiene como misión contribuir al desarrollo de los mercados de valores y seguros mediante una regulación y fiscalización eficiente, que facilite la participación de los agentes del mercado y que promuevan el cuidado de la fe pública y el resguardo de los derechos de los inversionistas y asegurados. Estos objetivos se lograrán, según indicó, con una adecuada supervisión y regulación que asegure la solvencia de la industria, por lo que deberá llevar un control del riesgo de longevidad mediante las reservas de capital, un requerimiento de capital acorde a los riesgos de las entidades y la fijación de estándares de inversiones con adecuado nivel de seguridad.

Actuación frente al riesgo de longevidad

El gobernador Kempthorne habló de la longevidad en los distintos países del mundo en su ponencia ‘El cambio demográfico: ¿jubilar será un lujo?’, en la que hizo una distinción entre trabajadores y pensionados. Para ello puso como ejemplo los casos de Chile y Colombia, países en los que hay seis trabajadores por un pensionado, en el caso del primero, y ocho trabajadores por un pensionado en el caso del segundo. ¿Con este panorama podrá la economía mundial y los gobiernos sostener los sistemas de pensiones? La respuesta es no, a no ser que en el futuro los trabajadores sean excesivamente productivos y sean capaces de trabajar por dos o tres personas. “Las compañías de seguros ofrecen rentas vitalicias y en Latinoamérica hay una clase media muy grande que ahora está creciendo. Hay que hacer crecer la industria de seguros de Vida”, anotó.

Sobre la necesidad de tener ingresos a lo largo de toda la vida, así como rentas vitalicias, que puedan combinarse con un retiro programado, por ejemplo, habló Garvin, quien enumeró algunas de las muchas opciones, como también el seguro de longevidad, que actualmente están al alcance de las personas y que es necesario potenciar.

El riesgo de longevidad visto desde el punto de vista del reaseguro fue parte de la ponencia que abordó Margo Black. “La longevidad es un tema del futuro pero también es imprevisible. Cada vez vivimos más tiempo y el riesgo de longevidad global es inmenso. Cada actor –gobierno, individuo, industria aseguradora,…– administra este riesgo de manera diferente”, alegó. Un ejemplo es el swap de longevidad, cuya idea, explicó, es dar a la compañía un grado de certidumbre frente a su flujo de pagos para una cartera cerrada. Black expuso con más detalle la estructura y elementos principales del swap y confirmó que las reaseguradoras asumen el riesgo de longevidad para apalancar el riesgo de mortalidad. Black confirmó la gran brecha existente en algunas líneas como Vida y Salud y mostró el compromiso para acabar con ella de SWISS RE, que tiene mucha experiencia en esta línea de negocio en otras partes del mundo y cuya estrategia será utilizar esos conocimientos y explorar las oportunidades existentes en Latinoamérica.

Una vez finalizadas todas las intervenciones, los ponentes coincidieron en varias ideas: que no se puede depender de los fondos de pensiones estatales; que es necesaria una mayor colaboración público-privada; que hay que ser ciudadanos responsables y que ahí es donde el seguro y el reaseguro puede ayudar a los jóvenes; y que hay que buscar nuevas soluciones y productos para cerrar las brechas existentes.

http://www.fideseguros.com/wp-content/uploads/2015/10/primerpanelmiercolesFIDES.jpg