WILLIS GROUP ha alcanzado en los tres primeros meses del año unos ingresos de 1.090 millones de dólares (988 millones de euros), un 0,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, debido al efecto de cambio de dividas y a pesar de un crecimiento orgánico positivo en sus cuatro segmentos operativos de negocio. La menor facturación en el negocio de Reino Unido y en la unidad de capital, reaseguro y corretaje mayorista fue contrarrestada por los crecimientos en América del Norte y el área Internacional.

Concretamente, esta última aumentó sus ingresos totales en el primer trimestre en un 1,1%, hasta 287 millones (260 millones de euros), incluyendo un crecimiento orgánico del 5,3%.

En lo que se refiere a los beneficios, el resultado neto bajó en 14,6%, hasta 210 millones (190 millones de euros), debido en parte a un aumento de los gastos relacionados con costes de reestructuración vinculados a su Programa de Mejora Operacional.