“La regulación y la supervisión de los seguros está experimentando cambios importantes a nivel mundial para adaptarse a las nuevas realidades planteadas por el desarrollo de los mercados financieros con el fin de anticiparse y prevenir situaciones de riesgo que puedan afectar a la solvencia de las entidades”, asevera Carlos Pavez, recién nombrado presidente de la ASSAL y superintendente de la SVS de Chile. Un cargo que, según sostiene, asume con gran “honor y a la vez una gran responsabilidad”.
En declaraciones realizadas en el último número de la revista Actualidad Aseguradora América Latina de junio remarca que “se está desarrollando con mayor fuerza la regulación y supervisión de conducta de mercado que busca la protección de los asegurados a través de un trato justo en la relación con los distintos agentes del mercado asegurador”, a lo que añade que en este sentido “Latinoamérica se está sumando a las tendencias mundiales de modernización de la supervisión”.

“Dentro de las prioridades de mi gestión en ASSAL está el hecho de fortalecer los vínculos con otras entidades internacionales, tales como: IAIS, OCDE, EIOPA, NAIC, FSI y FIDES, entre otras. Esto permitirá a los miembros de ASSAL mantenerse actualizados y recoger los desarrollos y experiencias internacionales en regulación y supervisión. También desarrollar seminarios internacionales de alto nivel, que permitan a los países miembro una capacitación efectiva de sus funcionarios”. Para el directivo, asimismo, otros objetivos son “que los países miembro suscriban el MOU de ASSAL, al cual algunos ya se han adherido, continuar con la traducción al español de los principales estándares de regulación y supervisión emitidos por la IAIS y promover la cooperación entre los miembros a través de pasantías, evaluación entre pares y colegios de supervisores”.

Un rol y unos objetivos a través de los que la asociación busca “mantenerse a la vanguardia a nivel mundial en el desarrollo de la regulación, supervisión y del mercado asegurador en general”, así como la situación del mercado de seguros chileno, en particular.

La aprobación del proyecto de ley que moderniza la supervisión impulsará la penetración del seguro

En concreto sobre Chile, destaca Pavez que “aún le queda mucho por avanzar en materia de seguros. La penetración alcanza actualmente a un 4,2% del PIB, la mitad de los países OCDE. A medida que el PIB crezca esa brecha irá disminuyendo ya que las personas y empresas adquirirán más seguros. También podrían ayudar la aprobación del proyecto de ley que moderniza la supervisión de seguros, el desarrollo de una mayor cultura aseguradora en el país y la innovación constante de la industria aseguradora para desarrollar y comercializar productos que satisfagan las necesidades de personas y empresas”.

Para el Superintendente de la SVS, en términos globales, “es necesario aprobar la legislación que establece el CBR, de esta forma el capital regulatorio de las compañías recogerá de forma más adecuada los riesgos asociados a esas y otras coberturas. Este cambio legal podría facilitar también el desarrollo de productos que permitan a las aseguradoras protegerse del riesgo de longevidad, tales como bonos o swaps de longevidad, lo que podría llevar asociado un menor requerimiento de capital”. Respecto al desarrollo de productos de seguros con esas coberturas, “en el mercado chileno existe amplio margen para que las compañías desarrollen las coberturas que estimen convenientes para satisfacer las necesidades de sus clientes. Existe mayor desarrollo en la cobertura del riesgo demográfico que en el ciberriesgo”.

“Los seguros tienen un importante rol que cumplir”

“Quisiera resaltar que los seguros tienen un importante rol que cumplir en cualquier país de América Latina, como un mecanismo de cobertura de riesgos, que protege a las personas, empresas y al propio Estado de contingencias adversa”, subraya el directivo. “En nuestro caso -añade- tenemos ejemplos recientes de diversas catástrofes naturales: Terremotos, tsunamis, aluviones, grandes incendios y erupciones volcánicas donde los seguros ha jugado un importante rol pagando las indemnizaciones correspondientes. En Chile es también destacable el papel protagónico del seguro en el sistema de pensiones, proveyendo a través del producto llamado rentas vitalicias de una importante alternativa para pensionarse, alcanzando a 500.000 el número de pensiones pagadas a través de esta modalidad”.