Las enfermedades graves y los cuidados a largo plazo son las preocupaciones principales para los consumidores del área de Vida y Salud en América Latina y representan oportunidades para las aseguradoras. Según el Informe de la encuesta para clientes de Latinoamérica de 2013 realizada por SWISS RE existe un mercado potencial de seguros de vida de hasta el 90% de la población. El informe señala que la gran brecha entre la necesidad percibida de cobertura de cuidados a largo plazo y la penetración real de los seguros, de solo el 4 %, sugiere que existe una gran oportunidad para las aseguradoras en la región. La baja penetración del seguro en Brasil y la necesidad de mejores coberturas de enfermedades graves se percibe en México se consideran oportunidades de crecimiento específicas.
Esta encuesta elaborada por SWISS RE analiza las respuestas de 5.001 personas de entre 21 y 70 años de edad provenientes de seis países latinoamericanos (Brasil, México, Chile, Colombia, Perú y Puerto Rico), y muestra que, con frecuencia, las coberturas de seguro podrían adaptarse de forma más adecuada para satisfacer las necesidades de los consumidores.

Cuestionados sobre qué podría motivarlos a contratar ciertos tipos de seguros de Vida, los encuestados mencionaron, como los factores más importantes, la necesidad de cobertura de salud de enfermedades graves (38 %), la asequibilidad de los cuidados a largo plazo (37 %) y el temor a una caída imprevista del nivel de vida (30 %).

“Existe una discrepancia considerable entre lo que los consumidores temen y la protección que poseen actualmente”, revela Margo Black, presidente de Reaseguros de SWISS RE para el Sur de Latinoamérica. “No hay duda de que la cobertura de cuidados a largo plazo es uno de los campos más prometedores de potencial futuro para las aseguradoras”.

Las fuentes de información que más suelen utilizar para los productos y coberturas de seguro son Internet y las fuentes de distribución tradicionales, como agentes y corredores. “A pesar de que Internet todavía no se ha establecido como el canal de distribución preferido para productos de seguro de vida, se ha convertido en la fuente de información más importante”, afirma Black. “Esto constituye una oportunidad para que las aseguradoras capten nuevos clientes y desarrollen los existentes de manera sencilla y rentable”.

EL 45% DE LOS ENCUESTADOS POSEEN UNA PÓLIZA DE SEGUROS DE VIDA

Casi la mitad (45%) de los encuestados manifestó que, actualmente, cuenta con una póliza de seguro de vida tradicional. Es más probable que las personas que más necesitan cobertura ya la tengan. Las correlaciones revelan que las personas que ya cuentan con pólizas tienen más probabilidades de contratar una cobertura adicional, y que la cantidad de pólizas contratadas aumenta en función de la edad y los ingresos.

En general, es más probable que los hombres posean pólizas y contraten cobertura adicional. Los niveles de penetración varían notablemente de acuerdo con el patrimonio. Los niveles de penetración de tres pólizas de seguro comunes oscilan entre el 23 % y el 30 % para las personas que forman parte de la categoría patrimonial más alta. Estos niveles disminuyen a un rango del 8 % al 10 % para aquellos que tienen los ingresos más bajos.

“Existen grandes posibilidades de crecimiento entre las personas con un nivel de ingresos menor mediante el desarrollo de un programa eficaz de microseguros con productos asequibles”, afirma Alejandro Padilla, Presidente de Reaseguros de SWISS RE para el Norte de Latinoamérica. “El surgimiento de Internet como canal de distribución podría ser especialmente útil para esta parte de la población”.

SEGUROS MUY COSTOSOS

En Latinoamérica existe una percepción general de que los productos de seguro de vida son excesivamente costosos. La percepción de asequibilidad es la barrera clave de la contratación de cobertura, pero, sorprendentemente, muchos consumidores indican que estarían dispuestos a pagar una prima mensual considerablemente alta por la cobertura de seguro de vida siempre que el producto establezca términos y condiciones sencillas, revela el informe.

“Las compañías de seguro se benefician de realizar campañas de concienciación sobre la importancia de una cobertura de seguro adecuada, o incluso parcial”, señala Padilla. “La concienciación de los consumidores es clave, especialmente si se tiene en cuenta que la intención de contratar un producto de seguro en Latinoamérica es mayor que en Europa y el Reino Unido”.