Según Willis Towers Watson

Los 350 directivos encuestados a nivel global por Willis Towers Watson sobre las tendencias y los riesgos más importantes a los que se enfrenta el sector de la construcción destacan como mayores desafíos la inestabilidad geopolítica y la gestión de personas.

La segunda mayor preocupación, la gestión de personas, se centra en el aumento del requisito de habilidades digitales, las redes de empleados cada vez más globales y la disparidad de regulaciones laborales están haciendo cada vez más compleja la gestión de sus empleados. Una situación que, combinada con el envejecimiento de la población, convierte la necesidad de atraer y retener el talento en una de las mayores inquietudes y que más impacto tendrá a largo plazo en el sector de la construcción, según el estudio de la firma.

El trabajo también pone de relieve hasta qué punto la digitalización y las nuevas tecnologías siguen estando descuidadas por parte de los responsables de esta industria: aproximadamente el 90% de las reclamaciones digitales eran consecuencia de algún tipo de error o comportamiento humano.