El volumen de nuevos fondos invertidos por los participantes en el sistema privado se situó en julio de este año en 5.800 millones de reales (2.432 millones de dólares), frente a los 3.800 millones de reales (1.593 millones de dólares) registrados un año antes, lo que supone un crecimiento interanual del 50,41%. Estos datos parten del balance Fenaprevi (Federación Nacional de Previsión Privada y Vida), que representa a 72 compañías de seguros y entidades de pensiones del país.
La absorción neta (diferencia entre ingresos y reembolsos) cerró julio con un superávit de 2.200 millones de reales (922 millones de dólares), mientras que un año antes el sistema registró una entrada neta negativa de 396 millones de reales (166 millones de dólares). Los inversores destinaron  4.900 millones de reales (2.055 millones de dólares) a nuevas solicitudes un 54,18% más que en el mismo mes del año anterior.

En el acumulada de enero a julio de 2014, las inversiones en pensiones sumaron  43.300 millones de reales (18.156 millones de dólares), un ligero aumento de 1,97% frente a los 42.500 millones de reales (17.820 millones de dólares) registrados en el mismo periodo del ejercicio previo.

La entrada neta fue de 19.400 millones de reales (8.134 millones de dólares), un 0,50% más que los 19.300 millones de reales (8.092 millones de dólares)del primer semestre de 2013.