Informe Moody’s

La industria de seguros uruguaya se encuentra altamente concentrada. La aseguradora más grande del mercado cuenta con alrededor de dos tercios del total de primas emitidas. En concreto, en los ramos de vida y pensiones esta concentración es aún más pronunciada, contando con el 82% de participación de mercado.

Moody’s ha publicado un informe sobre la Industria Aseguradora Uruguaya en el que se detalla que a 31 de diciembre de 2016, habían 15 compañías de seguros operando en el Uruguay. A esa fecha, el total de primas brutas emitidas en la industria fue de 38.465 millones de pesos y un resultado neto agregado de 763 millones.

Las primas del mercado de seguros han crecido de manera sostenida durante los últimos años, afirma la agencia. Desde el 2012, las primas brutas suscriptas han crecido un 118% en términos nominales, mientras que la inflación ha sido del 51%. Sin embargo, 2016 el crecimiento se ha desacelerado hasta el 10% (2% por encima de la inflación), comparado con un 15% de 2015. El desarrollo del mercado de seguros ha sido sostenido por el segmento de vida y pensiones, el cual ha crecido a una tasa anual promedio del 28% en los últimos 5 años, impulsado por un crecimiento significativo del ramo de pensiones, mientras que el segmento de seguros generales creció a una tasa anual promedio del 12%.

 

Desempeño del mercado:

  • Las líneas de negocio de seguros generales representaron cerca del 62% del total de primas brutas de la industria en 2016. Sin embargo, el crecimiento significativo de las coberturas de pensiones llevaron a un aumento en la participación del segmento de vida y pensiones, la cual alcanzó un 38% en 2016 desde solo un 27% en 2012.
  • El segmento de automotores continúa siendo la línea de negocios más importante del mercado, el cual representa el 26% del total de las primas brutas emitidas de seguros generales, seguido por el ramo de accidentes de trabajo con un 25%.
  • Las carteras de inversiones de las compañías de seguros uruguayas se encuentran considerablemente expuestas a bonos soberanos uruguayos (Baa2/negativa), los cuales representan el 73% del total de las disponibilidades e inversiones del mercado, seguido por depósitos a plazo (15%) y acciones locales (6%).
  • Los niveles de capitalización se han deteriorado durante los últimos años. El ratio de apalancamiento técnico bruto para la industria -el cual mide el apalancamiento técnico en relación al capital – ha sido alto. Este ratio creció (se deterioró) alcanzando 64 veces el patrimonio neto al cierre del 2016 desde 4.9 veces en 2012, y el ratio de capital sobre activos (patrimonio neto como% de los activos) cayó a un 14% desde un 19% en el mismo período.

El ratio combinado de la industria de seguros generales, el cual es un indicador del desempeño de las compañías, fluctuó entre 98%y 103% durante los últimos cinco años. El ramo automotores, el cual es la línea de negocio más importante según primas brutas, ha mostrado un ratio combinado promedio para los últimos 5 años del 105%, siendo mayor al 100% en cuatro de los últimos cinco años.

Tendencia negativa por los cambios regulatorios

Por otro lado, el informe hace hincapié en que la rentabilidad se ha reducido durante los últimos tres años, alcanzando un retorno sobre el capital (ROC por sus siglas en inglés) del 5% en 2016, desde un 11% en 2013. Dicha tendencia negativa ha sido ocasionada principalmente por el deterioro de los resultados técnicos de la industria de seguros uruguaya, con ratios combinados que se han mantenido por encima del 100% y resultados financieros que han sido necesarios para compensar dichas pérdidas técnicas. A su vez, la rentabilidad se ha visto afectada durante los últimos dos años fiscales por la creciente tasa efectiva de impuesto a la renta, motivado por un cambio en la regulación que le impide a las compañías deducirse el resultado por desvalorización monetaria de su base impositiva.

Asimismo, desde Moody’s destacan que la actividad de las aseguradoras con participación en el ramo de rentas vitalicias ha estado bajo presión dados los significativos desafíos que presentan la administración de activos y pasivos, el descalce por moneda, tasas mínimas garantizadas y el riesgo de reinversión. Sin embargo, añade el informe, al cierre de 2016, el regulador de seguros uruguayo publicó un proyecto para actualizar de manera anual las tablas de mortalidad e implementar mejores tasas de actualización, utilizadas por las aseguradoras.

El objetivo es el de mejorar la solvencia de las compañías y su adecuación de reservas, aunque podría deteriorar los indicadores de capitalización. Actualmente, BANCO DE SEGUROS DEL ESTADO, es la única compañía de seguros suscribiendo nuevos negocios en este ramo, sin embargo, otros participantes manejan reservas de siniestros en run-off.