El mercado de reaseguros mostró “signos de desaceleración” en la caída de precios durante los recientes procesos de renovación de junio y julio lo que indica que las tarifas podría estar acercándose a un nuevo equilibrio. Así lo anticipa Fitch en su último informe global sobre el sector publicado ayer.
Explica la agencia que la fijación de precios en el reaseguro ha estado presionado durante un largo tiempo por la afluencia de capital alternativo. Sin embargo, este flujo de capital se está desacelerando levemente. “Los precios de los títulos vinculados a seguros (ILS) también se ha estabilizado recientemente. Creemos que esto significa que los inversores pueden haber disminuido su apetito por el riesgo en el reaseguro”, valora la agencia.

Además de los retos de un mercado de capital saturado, los descensos de las primas y cierta presión al alza sobre las comisiones cedentes han llevado a que las ganancias en el sector hayan bajado en el primer semestre de 2015. Asimismo, varios siniestros marítimos, incluyendo el de la explosión de una plataforma petrolera de Pemex, contribuyeron también al deterioro de los resultados técnicos.

Fusiones y adquisiciones

Fitch anticipa, por otro lado, que la consolidación en el sector reasegurador “es probable que continúe puesto que las entidades están considerando las operaciones de fusiones y adquisiciones como una herramienta para combatir el estrés de mercado y las limitadas oportunidades de crecimiento orgánico”.