Después de que el huracán Harvey causara daños significativos en Texas y estados adyacentes a finales de agosto, ahora el huracán Irma ha provocado grandes daños en el Caribe y también en Florida. Se espera que estos dos acontecimientos den lugar a elevadas pérdidas aseguradas, que el mercado y MUNICH RE no pueden cuantificar en este momento.

  • El grupo alemán afirma que, a pesar del buen comportamiento de los negocios en 2017 hasta la fecha, las pérdidas de Harvey e Irma podrían suponer que no se cumpliese el objetivo esperado para el año de 2.000-2.400 millones de euros de ganancias, dependiendo de cómo se comporte el negocio hasta finales de 2017.

    Las cifras para el tercer trimestre del presente ejercicio probablemente mostrarán una pérdida. “La estrategia empresarial y de riesgos de la reaseguradora garantiza que, incluso después de catástrofes naturales tan graves, el grupo dispone de una base de capital lo suficientemente sólida como para poder ofrecer a sus clientes una plena capacidad de reaseguro”, afirma en su comunicado.