Los desastres naturales causaron pérdidas aseguradas de 35.000 millones de dólares (32.292 millones de euros) en 2015 en comparación con los 40.000 millones (36.905 millones de euros) en 2014, siendo así la cifra de pérdidas aseguradas anuales más baja desde 2009, según un informe publicado el miércoles por AON BENFIELD. Este dato es, además, un 31% inferior al promedio de los últimos 15 años, de 51.000 millones (47.054 millones de euros).
Aunque hubo 300 eventos de desastres naturales en 2015 en comparación a la media de 269 de los últimos 15 años, esos acontecimientos causaron pérdidas económicas de 123.000 millones (113.485 millones de euros), muy por debajo del promedio de 15 años de 175.000 millones (161.463 millones de euros), según el informe. La catástrofe natural más costosa para las aseguradoras en 2015 fue una tormenta de invierno de febrero que afectó a gran parte del este de los Estados Unidos y causó pérdidas aseguradas de 2.100 millones (1.937 millones de euros). Además el mal tiempo en Estados Unidos causó pérdidas aseguradas de 1.400 millones (1.291 millones de euros) en mayo y de otros 1.400 millones en diciembre. El desastre natural más mortífero en 2015 fue el terremoto que afectó a Nepal en abril, causando 9.120 muertos y pérdidas económicas de 8.000 millones (7.381 millones de euros), según el informe.
El año estuvo marcado por 31 desastres individuales de miles de millones de dólares
Aumentan los desastres de miles de millones "Aunque el repunte notable de los desastres naturales registrados no se tradujo directamente en mayores pérdidas financieras en 2015, el año estuvo marcado por 31 desastres individuales de miles de millones de dólares, el 12% más que la media a largo plazo", especifica Steve Bowen, socio director y meteorólogo de Impact Forecasting, el equipo de desarrollo del modelo de catástrofe de AON BENFIELD. "Solo por cuarta vez desde 1980, ha habido más de 30 de estos eventos en un año", dijo. "Asia incurre una vez más en las mayores pérdidas económicas en general, lo que representa un 50% del total mundial y cuatro de los cinco eventos más costosos", remarcó. "A pesar de que el 32% de las pérdidas económicas globales se producen en los Estados Unidos, esto representó el 60% de las pérdidas aseguradas y siete de los 10 eventos principales más costosos asegurados", agregó. ► ACCESO AL INFORME