La firma de modelización de catástrofes AIR Worldwide ha realizado una primera estimación del coste que podría suponer a la industria aseguradora las pérdidas derivadas del terremoto que asoló la zona centro norte de Chile el pasado 16 de septiembre. La cifra se sitúa entre los 400.000 millones de pesos chilenos (600 millones de dólares) y 900 millones de dólares).
“El terremoto del pasado 16 de septiembre ha sido el resultado de una convergencia entre las placas tectónicas de Nazca y la de Sur América”, señaló Mehrdad Mahdyiar, vicepresidente y director general de terremotos en AIR Worldwide. Este movimiento, explica el directivo, que se sintió hasta Sao Paulo y con gran intensidad en Santiago de Chile se desarrolló primero con un “sismo principal, que fue seguido por varias réplicas fuertes, y provocó un tsunami que se registró en varios países. El tsunami produjo olas de hasta 1 metro de altura que llegaron hasta las islas de Hawai”.

Las estimaciones de AIR se basan en el porcentaje actual de propiedades aseguradas contra peligro de terremoto en Chile, sobre las que existe una gran incertidumbre, señala el comunicado. El rango de estimaciones de pérdidas refleja la incertidumbre en la distribución de deslizamiento en la falla, modelo del movimiento del suelo, la inundación del tsunami, y la estimación de los daños. El tipo de cambio utilizado es 1 dólar por 0,0015 dólares, indicó la entidad. Asimismo, las estimaciones de pérdidas de la firma reflejan daño físico en la propiedad asegurada en tierra (residencial, comercial/industrial), tanto en las estructuras como en sus contenidos, y autos y pérdidas por interrupción directa en negocios.