En el año 2030, la industria aseguradora espera alcanzar una cifra de negocio de hasta 1,7 billones de dólares (1,51 billones de euros) solo con el colectivo femenino (casi la mitad provendrá de solo 10 economías emergentes), lo que presenta una importante oportunidad de negocio para el crecimiento sostenible e integrador del sector. Es la conclusión que se extrae del informe realizado por AXA, IFC (miembro del Banco Mundial) y Accenture.

Este informe global (titulado ‘Asegurar a la mujer para proteger mejor a todos’), identifica que, en gran medida, los seguros han pasado por alto a las mujeres como un segmento clave de clientes, a pesar de su significativo potencial de crecimiento.

Destaca que llegar de una manera más efectiva a las mujeres permitiría a la industria aseguradora aumentar significativamente su participación en la economía y, además, apoyar el desarrollo social y económico en los mercados emergentes.

El estudio también incide en la contribución que este colectivo puede tener como agente de cara al cliente, como líderes de marketing y ventas y, en general como profesionales de la distribución, ayudando a ampliar la cobertura de protección de los clientes -tanto hombres como mujeres- a nivel mundial.

“La creciente participación de mujeres con titulaciones académicas, de mujeres que trabajan, que son dueñas o gestionan empresas, de mujeres que tienen niveles crecientes de ingresos, está provocando un cambio y amplía el panorama de las necesidades de protección”, afirma Denis Duverne, CEO adjunto del grupo asegurador galo.

En el estudio se han analizado los mercados de seguros de Brasil, China, Colombia, India, Indonesia, México, Marruecos, Nigeria, Tailandia y Turquía.