Las compañías aseguradoras que operan en México tuvieron que hacer frente a un pago de cerca de 187.000 millones de pesos (14.108,1 millones de dólares) en indemnizaciones, lo que representan un aumento del 18,9% respecto a 2012, según ha dado a conocer la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).
En opinión del director general de la AMIS, Recaredo Arias, estos datos implican que el “el sector asegurador está comprometido para indemnizar a los usuarios de seguros y, sin duda, el seguro es la herramienta más eficaz para prevenir y atender eventualidades”, manifestó.

En el reporte de AMIS, se señala que con datos del cuatro trimestre de 2013, la industria aseguradora representa el 2,08% del Producto Interior Bruto (PIB) de México. Asimismo, el organismo ha anunciado, según recoge la prensa del país, que el sector tuvo un crecimiento en primas del 10,7% en términos nominales, lo que se traduce en 6,5% en términos reales.

CRECIMIENTO GRACIAS A VIDA, PENSIONES Y ACCIDENTES

Para la Asociación, el comportamiento del sector se debe a los buenos resultados de las operaciones de Vida, Pensiones, Accidentes y Enfermedad durante 2013, al igual que el negocio de Autos, aunque obtuvo unos resultados más modestos.

En el último trimestre del año, la operación de Pensiones obtuvo un crecimiento del 14%, debido al aumento del 4,9% en el número de pensiones otorgadas. En Vida, este avance fue del 11,1%, con un avance de los seguros individuales del 13,3%. Accidentes y Enfermedad reflejaron aumento del 13,1% y Salud mejoró un 88,6% en términos nominales gracias a la venta de nuevos productos.

En el caso de Autos se reflejó un crecimiento del 5,9%, lo que refleja un freno al crecimiento del 11% de los últimos años. Por su parte, Daños -sin contar Autos- presentó un crecimiento del 12,6%, donde hubo una gran influencia de la renovación de la póliza bianual de Seguros Generales de Daños de Pemex.

Finalmente, referente a las inversiones, estas tuvieron un avance del 9,3% respecto a diciembre de 2012 y al cierre del año pasado había acumulados 166.000 millones de pesos (12.523,8 millones de euros).