Para las principales empresas, la innovación es un reto pendiente, donde el tradicional modelo de I + D no está adaptado. Esta realidad se revela en un informe global realizado por Brian Solis, del Grupo Altimeter y Capgemini Consulting, con el título de ‘The Innovation Game: Why and How Businesses are Investing in Innovation Centers’. Entre sus conclusiones, el informe muestra un giro hacia la innovación digital que pone de manifiesto que los equipos de I + D de las grandes corporaciones tradicionales carecen de capacidades para afrontar el reto del Darwinismo digital.
¿Qué hacer frente a esta carencia? Según este análisis, las compañías buscan cada vez más situar “centros de innovación” en los principales centros globales de tecnología como Silicon Valley, para apalancar un ecosistema de startups, venture capitals, aceleradores, vendors e instituciones académicas.

“Para las compañías globales, la innovación nunca ha sido más importante – y más difícil. Nos encontramos en un mundo donde la disrupción es continua y puede venir de cualquier parte y donde los competidores digitales están amenazando el núcleo mismo de muchos sectores establecidos. Es hora de ¡innovar o morir!”, subraya Solis.

Algunas de las conclusiones del estudio ponen de manifiesto que existen centros de innovación con distintos enfoques en cuanto a ubicaciones, foco y modelos de gobierno:

• Un 38% de las 200 empresas líderes han creado centros de innovación en un hub global de tecnología.

• En porcentajes, Estados Unidos y Europa alcanzan la mayor cuota, un 29 %, del total de centros de innovación, seguidos de Asia un 25%.

• Los dominios más populares de investigación siguen siendo tecnologías consolidadas como movilidad (63%) y big data/analytics (51%).

• Son menos prioritarias las tecnologías menos maduras, entre las que se incluye la impresión 3D (5%), realidad virtual (13%) y robótica (13%).