El uso de las cautivas ha aumentado considerablemente entre las empresas con el principal objetivo de dar cobertura a riesgos no tradicionales, según un estudio publicado por MARSH. Con el título ‘El mundo de las cautivas: crecimiento y oportunidades sin fronteras’ revela que el número de este tipo de entidaes que suscriben líneas de cobertura no tradicionales creció el pasado año un 11%. El mayor incremento se ha observado en riesgo político, donde el número de cautivas que suscriben esta línea aumentó un 83% año. Además, el número de entidades que suscriben coberturas de RC para ciberrriesgos creció un 18%.
Con el título ‘El mundo de las cautivas: crecimiento y oportunidades sin fronteras‘ revela que el número de este tipo de entidaes que suscriben líneas de cobertura no tradicionales creció el pasado año un 11%. El mayor incremento se ha observado en riesgo político, donde el número de cautivas que suscriben esta línea aumentó un 83% año. Además, el número de entidades que suscriben coberturas de RC para ciberrriesgos creció un 18%.

Desde el bróker destacan que “a medida que más empresas utilizan datos y análisis estadísticos para cuantificar mejor los riesgos emergentes y optimizar el riesgo que retienen, la utilización de una cautiva para financiar ese riesgo retenido, tanto emergente como tradicional, es el siguiente paso lógico”. Recuerdan que en  la Unión Europea se espera un impulso en la constitución de cautivas debido al incremento de seguridad que supone Solvencia II. Además, otras regiones como América Latina, Asia y Oriente Medio están experimentando una actividad significativa en explorar el uso de Cautivas a medida que la financiación de riesgos se vuelve más sofisticada.

La octava edición este estudio anual de MARSH se basa en la actividad de más de 1.100 cautivas gestionadas por el bróker, cuya cartera abarca desde pequeñas entidades a los vehículos de seguro más grandes del mundo.

Otros puntos destacados del estudio

Las instituciones dinancieras son los mayores usuarios de cautivas en todo el mundo, con 269 entidades, suscribiendo 20.000 millones de dólares (17.740 millones de euros) de primas anuales y teniendo un superávit combinado de 35.000 millones (31.050 millones de euros).

– Aunque el número de cautivas de propiedad de empresas de medios, comunicación y tecnología ocupa el séptimo lugar, este sector genera la segunda mayor cantidad de primas, alcanzando los 3.200 millones (2.840 millones de euros).

– Hubo ocho cambios de domicilio de cautivas en 2014, frente a los 11 registrados en 2013 y los16 de 2012. Por lo tanto, estos cambios no se revelan como una tendencia a gran escala.

Hong Kong tiene ahora tres cautivas, aunque su objetivo es atraer a muchas más, incluyendo empresas de China.