GUY CARPENTER ha publicado su informe de revisión de catástrofes en el que se recoge que el pasado año se registraron un total de 40.000 millones de dólares (29.326,4 millones de euros) de pérdidas para el mercado de seguros tanto por las catástrofes naturales como por las catástrofes debidas a la actividad humana. Comparado con años anteriores, 2013 ha supuesto un respiro para la industria (re)aseguradora ya que la cifra se sitúa por debajo de 2012 y 2011, la mejor en los últimos diez años, cuando se alcanzaron aproximadamente los 60.000 millones de dólares (43.989,6 millones de euros).
El pasado año se conocerá, posiblemente, como el “año de la inundación”, ya que se registraron “inundaciones globales significativas que sobre todo afectaron a Europa Central, Australia, Canadá y los Estados Unidos“, dijo Julian Alovisi, vicepresidente de GUY CARPENTER. “A pesar de que 2013 fue un año relativamente tranquilo comparado con años anteriores, varios eventos importantes, como los tornado en los EE.UU., las inundaciones, el granizo y las tormentas de viento en Europa y tifón Haiyan en Filipinas, han infligido una devastación generalizada en el impacto de pérdidas significativas”, agregó.

EUROPA, LAS PEORES INUNDACIONES DE 2013

Las inundaciones en Europa central han sido el gran evento en cuanto al coste para el Seguro. Las fuertes y persistentes lluvias provocaron que los grandes ríos se desbordasen, con violentas inundaciones, en algunos casos. Alemania, en particular, resultó gravemente afectada con una pérdida estimada para el seguros de 4.100 millones de dólares (3.005 millones de euros) y pérdidas económicas que rondaron los 18.000 millones de dólares (13.196 millones de euros).

A estas inundaciones se sumaron a finales de julio una serie de eventos de granizo, destacando la tormenta Andreas, que dañó unas 100.000 propiedades y 50.000 automóviles, en el norte y sudeste del país. Esta catástrofe se convirtió en una de las más costosas para Alemania, con una pérdida estimada de 3.700 millones de dólares (2.712 millones de euros).

Por último, una serie de tormentas severas en el norte de Europa también causó un daño significativo en otoño y los primeros meses del invierno, con pérdidas aseguradas de aproximadamente de 1.400 millones (1.026 millones de euros), en el caso de la tormenta Christian, y 925 millones (678, millones de euros), en el caso de Xaver.

ALBERTA, EL EVENTO MÁS COSTOSO PARA EL SEGURO EN AMÉRICA

América también se ha visto impactada por las inundaciones, especialmente en Alberta (Canadá) y en Colorado (EE.UU.). En Alberta las inundaciones se estiman que han causado alrededor de 2.000 millones de dólares (1.466 millones de euros) en pérdidas para el seguro y unos 4.800 millones de dólares (3.519 millones de euros) en pérdidas económicas.

En cuanto a la actividad de huracanes en el Atlántico, el pasado año ha sido uno de los más inactivos. El evento más destacado fue el huracán Ingrid y la tormenta Manuel que afectaron a México. Ambas catástrofes naturales han supuesto un total de 920 millones, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).