Estimaciones preliminares de Sigma/SWISS RE para el primer semestre de 2017

Según las estimaciones preliminares de Sigma, las pérdidas económicas totales mundiales por catástrofes naturales y desastres provocadas por el hombre en el primer semestre de 2017 ascendieron a 44.000 millones de dólares (37.422 millones de euros), cifra muy por debajo de la media anual media de 120.000 millones (102.061 millones de euros) de los últimos 10 años en pérdidas económicas y significativamente inferior al mismo período del año pasado. De las pérdidas totales en el semestre, 23.000 millones (19.561 millones de euros) estaban cubiertos por el Seguro.

  • De los 44.000 millones de dólares de pérdidas económicas mundiales totales, las catástrofes naturales representaron por sí solas 41.000 millones de dólares (34.870 millones de euros) en el primer semestre de este año, frente a los 110.000 millones de dólares en el primer semestre de 2016, mientras que los 3.000 millones restantes (2.551 millones de euros) proceden de catástrofes provocadas por el hombre.

    Globalmente, alrededor de 4.400 personas perdieron la vida o desaparecieron en eventos catastróficos, en comparación con las 4.800 personas registradas en los primeros seis meses de 2016, si bien esta cifra puede aumentar una vez que se incluyan las estimaciones sobre el número de víctimas de las severas olas de calor de junio en Europa.

     

    Las mayores pérdidas por tormentas eléctricas en Estados Unidos, cubiertos por seguros

    Las fuertes tormentas convectivas (tormentas eléctricas) en Estados Unidos supusieron las mayores pérdidas en los primeros seis meses de este año, causando cuatro eventos meteorológicos severos separados de febrero a mayo pérdidas aseguradas de más de 1.000 millones (850,5 millones de euros) cada uno. A esto se suma un gran número de tormentas más pequeñas y otros fenómenos meteorológicos (por ejemplo, inundaciones), que condujeron a pérdidas aseguradas de alrededor de 16.000 millones (13.608 millones).

     

  • Un año de condiciones climáticas extremas

    El mayor y más costoso evento de seguros fuera de Estados Unidos fue Debbie, un ciclón tropical de categoría 4 que azotó la costa noreste de Australia a finales de marzo y que supuso pérdidas aseguradas de 1.300 millones (1.105 millones de euros).

    Otros grandes eventos incluyeron inundaciones en Perú y graves daños por heladas a finales de la primavera en la parte sureste de Estados Unidos y en Europa. A principios de año, también hubo un período de frío en toda Europa que reclamó decenas de víctimas de hipotermia. Esto fue seguido por un verano de olas de calor y temperaturas récord en varios lugares europeos, haciendo de 2017 hasta ahora un año de extremos en el tiempo. Las altas temperaturas y el tiempo seco han continuado durante la temporada de verano del hemisferio norte, provocando incendios forestales en muchas partes del mundo.