El mandatario federal, abundó en su mensaje que los seguros cumplen una importante función social, salvaguardando el patrimonio de las personas ante eventos inesperados, incluso trágicos.

Por eso, dijo que “desde hace 75 años las instituciones de seguros trabajan con responsabilidad, eficacia y profesionalismo en favor de los mexicanos y son responsables del 98% de las primas emitidas en México, que el año pasado superaron los 363.000 millones de pesos”. “Sin embargo -prosiguió-, más allá de esta importante dimensión, lo cierto es que México debe seguir impulsando la cultura de los seguros, la cultura de la previsión. Se estima que en el país, sólo el 15% de la población económicamente activa, ha adquirido un seguro de Vida, sólo el 8% cuenta con un seguro médico y menos del 5% de las viviendas se encuentra asegurada”, añadió.

La nueva ley reafirma la solidez del sector

Peña Nieto destacó la importancia del nuevo marco normativo, que contribuirá a que más mexicanos se aseguren para proteger su vida y patrimonio. Dijo que si bien esta legislación se aprobó en 2013, entró plenamente en vigor hace un mes, tras dos años de cuidadoso trabajo en la regulación secundaria.

Asimismo reconoció que la nueva ley de seguros y de fianzas “reafirma la solidez del sector y favorece su crecimiento hacia adelante”. “Con esta legislación –comentó- la industria de seguros en México ahora cuenta con un marco normativo moderno que fortalece la solvencia financiera de sus instituciones que promueve principios de gobierno corporativo y eleva los requerimientos en materia de transparencia”. Y agregó que “es una ley que incentiva la competencia en el sector y favorece el diseño de innovadores productos de aseguramiento en beneficio de las familias y las empresas de nuestro país”.

“La nueva ley de instituciones y seguros y de fianzas, se suma al conjunto de transformaciones institucionales que está llevando a cabo nuestro país para poner a la vanguardia sus sectores económicos e iniciar una nueva etapa de crecimiento y desarrollo”. E insistió en que México debe seguir impulsando la cultura de los seguros, la cultura de la previsión.