El sector asegurador europeo pagó un total de 948.000 millones de euros en reclamaciones a sus clientes en 2012, lo que supone un aumento anual del 1,4% a pesar del persistente difícil entorno económico, de acuerdo a las cifras dadas a conocer el viernes por Insurance Europe. Los siniestros totales y prestaciones pagadas por las aseguradoras de Europa han aumentado todos los años de la última década, a excepción de la caída registrada en 2009 debido a la crisis económica.
Las prestaciones pagadas en Vida, que representan casi dos tercios del total de las prestaciones e indemnizaciones pagadas a los asegurados, ascendieron a 647.000 millones en 2012, mientras que las solicitudes de No Vida pagadas (incluyendo las prestaciones en Salud) se incrementaron hasta 302.000 millones.

El total de primas brutas suscritas en Europa disminuyó ligeramente en un 0,3% interanual en 2012, hasta 1.093 billones. Las primas de Vida, que representan casi el 60% del total, cayeron un 1,2%, hasta 643.000 millones; por su parte, las primas de No Vida crecieron un 1,1%, hasta 451.000 millones. Con un tercio del mercado mundial, la industria aseguradora europea sigue siendo la más grande en el mundo.

Las aseguradoras también son los mayores inversores institucionales de Europa, con una cartera de inversiones en 2012 por valor de 8,4 billones. Este aumento del 8,6% sobre 2011 es equivalente al 58% del PIB total de los 32 mercados europeos que están cubiertos por los datos de Insurance Europe.

“A pesar del contexto de débil entorno macroeconómico, las aseguradoras europeas se necesitan más que nunca para cubrir los riesgos que enfrentan las empresas del continente y sus ciudadanos”, afirma Michaela Koller, directora general de Insurance Europe. “Estas últimas cifras demuestran el importante papel que juega la industria de seguros en el apoyo a la estabilidad y el crecimiento”, reitera.

Todas estas cifras se recogen en el informe ‘Insurance Europe Statistics Nº48: European Insurance in Figures’, que está disponible en la web del organismo.