A medida que la economía española muestra signos de mejora, existen indicios de que la caída en el mercado de seguros de No Vida de España se está conteniendo en 2014, apoyado por el crecimiento de los seguros de Salud, según revela un informe especial de A.M. Best sobre el seguro en España publicado ayer. Este crecimiento se ha debido, en parte, a la reducción del ámbito de las provisiones públicas y a que cada vez más familias optan por una cobertura sanitaria privada, indica la agencia.
Asimismo, la firma indica que el “excepcional descenso” en los ingresos de los seguros de Vida durante los primeros seis meses del año “no constituye necesariamente una tendencia, ya que el mercado es cíclico y más volátil”, según el trabajo de A.M. Best, titulado ‘Las compañías de seguros españolas siguen registrando rentabilidad a medida que la economía muestra signos de mejora’. A pesar de los bajos tipos de interés, la mayoría de las aseguradoras españolas sigue invirtiendo significativamente en instrumentos de renta fija nacionales, que ofrecen mayores tipos de interés que los bonos alemanes o británicos, pero que tienen un riesgo crediticio implícito que no les importa absorber.

“Las aseguradoras españolas están adoptando una política de inversión que está en línea con el perfil de riesgo de los titulares de pólizas, y que tendrá un componente de riesgo crediticio más elevado que las principales empresas multinacionales situadas en otros países europeos”, explica al respecto Carlos Wong-Fupuy, director senior del Departamento de Análisis de la agencia. “Esta situación ha contribuido a que los grupos multinacionales de seguros se hayan vuelto más prudentes con respecto a las oportunidades en España, especialmente en el negocio de los seguros de Vida, ya que sus políticas de inversión son más conservadoras, lo que hace más difícil que compitan con los participantes locales”, detalla.

SOLVENCIA Y RENTABILIDAD SÓLIDA PESE A LA CRISIS ECONÓMICA

Otras conclusiones clave que muestra el informe son, por ejemplo, que “a pesar del panorama económico de los últimos cinco años, tanto los mercados de Vida como los de No Vida han mantenido unos indicadores sólidos en cuanto a solvencia y rentabilidad”. Igualmente, se llama la atención sobre el hecho de que, aunque el volumen de primas del seguro de Autos ha descendido, “el negocio sigue siendo rentable, debido al bajo número de reclamaciones así como al descenso en la actividad económica y del número de personas que conducen”.

Por otro lado, A.M. Best comenta que el mercado español “sigue siendo competitivo”, con un importante número de empresas; a 31 de diciembre de 2013 había 264 entidades operativas en comparación con las 270 de 2012. “La competencia en el sector ha estado aumentando como resultado del creciente uso de portales web y la aparición de negocios de seguros ‘on line’, a pesar de que estos aun representan una fracción pequeña del total de canales de distribución”, detalla la agencia.