Cerca de dos tercios de las aseguradoras esperan que las tecnologías wearables (relojes inteligentes, zapatillas con GPS o pulseras que monitorizan la salud) tengan un efecto importante en el sector, según un informe de Accenture. La consultora, que ha entrevistado a más de 220 directivos de compañías de seguros de todo el mundo, destaca que el 63% de los ejecutivos cree que el uso en el sector asegurador de este tipo de dispositivos será habitual dentro de dos años, y un 31% asegura que ya utiliza wearables para comunicarse con clientes, empleados o socios.
El 73% de las aseguradoras considera que ofrecer a sus clientes una experiencia personalizada es una de las tres máximas prioridades de la organización, y la mitad está empezando a obtener beneficios de su inversión en tecnologías personalizadas.

“Los procesos de suscripción y precios de las aseguradoras han estado basados tradicionalmente en una visión limitada de algunas variables de los clientes. “Las nuevas tecnologías, como las wearables y otros dispositivos con conexión, pueden ayudar a las aseguradoras a abandonar los modelos de negocio tradicionales y ofrecer a sus clientes servicios basados en resultados”, comenta John Cusano, senior managing director del área global de seguros de la firma.

El acceso a grandes volúmenes de datos también plantea problemas a las aseguradoras. Los resultados de la encuesta reflejan que la mayor parte de entidades no consigue aprovechar al máximo todos sus datos. Más de la mitad (56%) confiesa que la administración de datos es “extremadamente difícil” o “muy difícil”, considerando los cambios en volumen, variedad y velocidad. Al mismo tiempo, el 86% cree que la inteligencia de software será fundamental para simplificar sus operaciones de Tecnologías de la Información.

Colaboración entre humanos y tecnología

El informe de Accenture concluye que, dado que la “empresa inteligente” está haciendo que las máquinas sean cada vez más inteligentes, estas máquinas pueden ayudar a las aseguradoras a aprovechar mejor la información que ofrecen los Big Data y descubrir asociaciones que podrían pasar desapercibidas para una persona. En cifras concretas; el 66% de las aseguradoras experimenta con tecnología inteligente, mientras que un 76% creen que las empresas de más éxito serán las que gestionen máquinas inteligentes, además de empleados.

“Las empresas están empezando a comprender el valor que pueden aportar tecnologías como el procesamiento de lenguaje o el reconocimiento de voz, ya que facilitan la interacción natural de las personas con máquinas y tecnología”, explica Fernando Acevedo, managing director responsable de la industria de seguros en SPAI. “La próxima generación de compañías de seguros se beneficiará de la colaboración entre humanos y tecnología, con empleados que recurrirán a nuevas tecnologías como las wearables para aumentar sus capacidades y tomar mejores decisiones”.

Colaboraciones para participar en iniciativas digitales

El informe de Accenture explica también que la mayor parte de las aseguradoras trata de reforzarse participando en iniciativas de innovación abierta, usando interfaces de programación de aplicaciones (API) para intercambiar datos, y aprovechando plataformas tecnológicas para ofrecer mejores resultados a socios y clientes. El 75% de las aseguradoras encuestadas cree que las fronteras entre sectores desaparecerán a medida que las plataformas conviertan los sectores en ecosistemas interconectados, mientras que un mismo porcentaje está convencido de que la próxima generación de plataformas no estará liderada por empresas de tecnología, sino por compañías de seguros.

Las entidades también tienen previsto establecer colaboraciones para participar en iniciativas digitales en los próximos dos años. Algo más de la mitad de los encuestados quiere asociarse con grandes empresas de tecnología digital y plataformas cloud, y el 64% desea colaborar con nuevos socios digitales dentro del sector de los seguros. “Las aseguradoras que consigan crear ecosistemas útiles con los socios más adecuados serán las mejor situadas para crecer en el futuro”, concluye Cusano.