La propuesta realizada hace unos días por el Grupo Credicorp, para que los afiliados a las AFP puedan usar parte de sus fondos como garantía para financiar la cuota inicial de un crédito hipotecario, ha sido bien recibida por las compañías de seguros, quienes respaldaron esta iniciativa.