Las Afores quedarán exentas de pagar el impuesto de 10% de las ganancias que obtengan por la inversión del dinero de sus afiliados en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), según informó Carlos Noriega Curtis, presidente de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore).
En sus declaraciones, recogidas por ‘El Economista’, el presidente de Amafore, detalló que han celebrado reuniones con las autoridades y con los legisladores para solicitar que las administradoras quedaran libres del gravamen, tal y como se contemplaba dentro de las modificaciones a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR). De acuerdo a como quedó el dictamen de la reforma hacendaria votado la semana pasada por la Cámara de Diputados, se contempla que las Afores queden libres de pagar el ISR del 10% de las ganancias percibidas por la inversión de recursos en la BMV, apuntó Noriega Curtis.

Asimismo, aclaró que la Ley del ISR indica que las siefores no están sujetas a este gravamen, porque únicamente son un medio, una entidad no lucrativa, en la cual las ganancias derivadas de inversiones se trasladan al trabajador. Lo anterior, debido a que las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro son vehículos que compran valores, en este caso a los trabajadores afiliados al Sistema de Ahorro para el Retiro, con lo que buscan aumentar los recursos que obtendrán al final de su vida laboral.

El representante de las Afores afirmó que confían en que esta excepción dentro de la reforma se respete por parte de los senadores y se apruebe que las operadoras de pensiones estén libres de ese impuesto. De aplicarse el gravamen, el ahorro para el retiro de los mexicanos se vería afectado, sostuvo Carlos Noriega. Añadió que pese a los diversos encuentros con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y diputados, donde se acordó que los trabajadores no sean sujetos a este impuesto, aún esperan la resolución de la Cámara de Senadores. “Con la nueva disposición, las personas morales que generen utilidades por las operaciones en Bolsa tendrán que pagar impuesto, por eso platicamos con la Secretaría de Hacienda, en el sentido de que los trabajadores no deberían ser sujetos a este impuesto”, explicó.