La Unión Europa (UE) cofinanciará el proyecto “Café Correcto”, cuyo objetivo es facilitar el acceso a pensiones y seguros de salud a 76.000 familias cafetaleras de Perú y otras 15.000 de Bolivia, informó la Junta Nacional del Café (JNC) en un comunicado recogido por ‘Efe’.
El proyecto durará cuatro años y forma parte de la política de la Unión Europea de luchar contra la informalidad laboral a partir de mejorar las condiciones precarias en el ámbito de trabajo. Junto a la UE y la JNC, también participan en la iniciativa la organización italiana Progetto Mondo Mlal, la organización Soluciones Prácticas, filial latinoamericana de la inglesa Practical Action, el Instituto de Promoción del Desarrollo Solidario (Inpet) y la Cooperativa de Ahorro y Crédito Fortalecer.

En Perú, el programa se desarrollará con familias cafetaleras asociadas a la Junta Nacional del Café en las regiones productoras de Cajamarca, situada en la cordillera andina del norte del país; en Puno, ubicada en la frontera con Bolivia, y también en la zona de la selva central.

La agregada de la sección de Cooperación de Programas Temáticos de la Unión Europea en Perú, Malin Ljunggren, explicó que su organismo pretende “contribuir a la formalización del trabajo en la cadena del café y mejorar así el nivel de vida de los productores”. El presidente de la JNC, Tomás Córdova, comprometió a su organización a fortalecer los mecanismos de aseguramiento y formalización del trabajo de los productores cafetaleros que se han ido trabajando.

Córdova indicó que en varias zonas cafetaleras se realiza labores de agroforestería como una forma de reducir los efectos del cambio climático y “como una especie de seguro o pensión a futuro”. “Las familias cafetaleras vivimos en zonas aisladas, donde persiste la pobreza. Muchas veces no hay servicios básicos como agua y electricidad, y nos sentimos desprotegidos por el Estado y como ciudadanos de segunda. Por eso, queremos iniciar a cambiar esta realidad”, aseveró.