Poner un mayor énfasis en la capacidad de recuperación de los riesgos y en la divulgación de estos riesgos a los que se enfrentan las empresas por los desastres naturales generaría un entorno donde tanto el sector privado como los gobiernos pueden responder con mayor eficacia al cambio climático, señaló ayer el príncipe Carlos de Inglaterra en la clausura del 50 Seminario Anual organizado por la Sociedad Internacional de Seguros, International Insurance Society’s (IIS).
“Un verdadero desarrollo sostenible ha de fundarse en los principios de la resistencia y en una adecuada apreciación del riesgo”, afirmó el príncipe Carlos, que continuó su discurso matizando que estos “a su vez se basan en fundamentos tales como los sistemas de salud, la funcionalidad del ecosistema y la necesidad de que toda la humanidad viva en armonía con el medio ambiente”.

Para conseguir este buen clima, el sector financiero puede ayudar a fortalecer los esfuerzos de resistencia, acotó el príncipe de Gales y, para ello, concluyó, “los bancos, las instituciones financieras, las compañías de seguros y los inversores institucionales tienen el papel de evaluar los riesgos para sus negocios que plantea el cambio climático y los desastres naturales”, informa Business Insurance.

La información pública, el ‘as’ para aumentar la resistencia

Por su parte, Dominic Casserley, CEO de WILLIS GROUP, explicó que las empresas deben hacer pública la información sobre riesgo de desastres en sus presentaciones corporativas, “Las empresas deben informar públicamente sobre su capacidad la recuperación frente a los desastres naturales”, apuntó el directivo. Tal exigencia, continuó explicando, daría a las empresas incentivos para aumentar la resistencia, “haciéndose más fuertes y posicionados para el crecimiento”. Esto fomentaría, además, “el crecimiento económico mundial y fortalecería a las comunidades de todo el mundo”, concluyó.

¿En qué puede ayudar el sector asegurador?

¿Cómo puede ayudar el sector de seguros frente a los desastres naturales y el cambio climático?, se preguntó John Nelson, presidente de LLOYD’S, en su participación en este acto. “Existe la convicción de que el sector de los seguros debe trabajar con sus clientes para entender y mitigar los riesgos que plantea el cambio climático”, declaró. A esto se suma que los riesgos de catástrofes a menudo no están cubiertos por el seguro en muchas áreas del mundo, y la industria debe trabajar con los gobiernos para aumentar la penetración de los seguros, aseveró. “Esto va a generar mejores políticas de mitigación, recuperación más rápida y, a su vez, optimizará la sostenibilidad y la resiliencia de las economías”, puntualizó Nelson.

Comentó que los gobiernos y las compañías de seguros tienen un interés común en la reducción del coste de las catástrofes y deben compartir datos. Los pool de seguros también pueden tener un papel importante que desempeñar en la adquisición de seguros asequibles en los países en desarrollo, aseguró. “Sin embargo, las nuevas propiedades deben ser excluidas de tales esquemas, ya que no hay razón para construir en zonas donde están expuestas a amenazas y las propiedades que se construyan deben hacerlo bajo normas que puedan soportar su exposición a desastres naturales”, concluyó el presidente del mercado londinense.