ICEA celebró ayer su tradicional jornada de Autos, que este año contó con el patrocinio de GT Motive. Además de repasar la situación actual del sector y las perspectivas de futuro, se prestó especial atención al uso de la tecnología en el sector, que se perfila como una aliada indispensable en la mejora de la eficiencia y la relación con el cliente. El primer ponente, Juan Ramón García, economista senior de la Unidad España de BBVA Research, anticipó que el año se cerrará con una caída anual del consumo, aunque ya ha comenzado a crecer. En el caso de los turismos, la reciente ampliación del PIVE “lleva a pensar que cerraremos el año en positivo”, aunque dicho plan “no está teniendo efectos positivos sobre la renovación del parque automovilístico”, afirmó.
Pablo Jiménez, responsable de Proyectos del Área de Investigación de ICEA, repasó algunos datos del seguro de Autos. La previsión de cierre para 2013 es de una caída en la facturación de entre el 6% y 7%, lo que dejará el mercado en un nivel similar al de 2003, con la diferencia de que en aquel año la evolución era de crecimiento. También presentó algunos datos operativos recogidos de enero a septiembre de este año, como la ratios de siniestralidad (75,3%) y gastos internos (10,2%) y externos (3,1%), así como las cifras de margen técnico (4,3%), margen financiero (4,5%) y resultado técnico-financiero (8,8%). Puntualizó que los desafíos del sector se localizan en la elevada ratio de anulaciones (en torno al 20% entre 2009 y 2012), el descenso del precio de las pólizas (-0,75% en septiembre de 2013) y la mejora de la eficiencia, especialmente impulsada por la tecnología.

Ángel Martín, director técnico de Automóviles de CASER, matizó que aprecia una desaceleración en el ritmo de caída en el volumen de primas, aunque se han bajado los ingresos un 16% de 2007 a 2012, ya que “el desplome de las matriculaciones ha reducido el crecimiento de nueva producción”. También anotó un empeoramiento de la ratio de siniestralidad por la bajada de la prima media (-5,6%), a pesar del mejor comportamiento de la frecuencia (-2,4%) y coste medio de los siniestros (-1,9%).

A continuación, Luis Fernández de Larrea, director de Desarrollo de Productos Canales Alternativos & Consumer de ZURICH, se detuvo en el cambio social que se ha operado en los últimos años. Así, destacó que la actual “vorágine tecnológica” se traduce en un aumento de la información disponible y mayor interacción con el cliente a través de redes sociales y e-commerce. “El ‘caballo ganador’ va a estar en la relación con el cliente”, declaró.

CLOUD COMPUTING Y ‘PAGO POR USO’

El segundo bloque de la jornada se centró en el papel de la tecnología en el sector. José María Castelo, director general de GT Motive, abordó las ventajas del cloud computing, como autoservicio a la carta, accesibilidad, disposición de recursos compartidos, elasticidad y flexibilidad del servicio y disponibilidad de un servicio medido y controlado, con precio ajustado al servicio recibido en cada momento. Además, especificó que la gestión del siniestro en la ‘nube’ permite mejorar la calidad, la eficiencia y la colaboración, estableciendo canales de comunicación eficientes y en tiempo real entre cliente, tramitador, perito y taller.

Beatriz Sanz, responsable de Productos Aseguradores Nuevas Tecnologías de GENERALI SEGUROS, se refirió a los nuevos productos de ‘pago por uso’. En concreto, explicó el funcionamiento del seguro ‘Pago como conduzco’ y remarcó que este sistema proporciona “un nuevo modelo de relación cliente-asegurador”, donde el cliente tiene información exhaustiva y recibe consejos para mejorar sus hábitos y así mejorar su prima, pero también ofrece más seguridad y mejor asistencia, gracias a la geolocalización en caso de siniestro. Finalmente, Iván Lequerica, responsable de Tecnología Aplicada a Motor y Automoción de Telefónica, ahondó en las ventajas que ofrecen estos sistemas para el asegurador y para el conductor.