Según un informe preparado por la Superintendencia de Seguros Privados (SUSEP) del que se hace eco Segs se indica una reducción constante y sustancial de la siniestralidad global del mercado a partir del 2005. Según el organismo de control, el comienzo de la caída de la siniestralidad coincide con el período en que también comenzaron a caer las tasas de interés practicadas en la economía brasileña, reduciendo la renta financiera de las compañías.
Para los analistas de la SUSEP, es probable que haya un perfeccionamiento de los criterios de suscripción de riesgos, en el marco del nuevo escenario, que ahora exigen mejores resultados operativos.

Esto también se refleja en la tendencia decreciente del Índice Combinado (CI). De acuerdo con la SUSEP, las curvas de evolución anual del Índice Combinado (IC) y del Índice Combinado Ampliado (ICA) tienden a aproximarse, como consecuencia de la caída del resultado financiero en términos proporcionales. Los gráficos de la siniestralidad y gastos comerciales por segmento, a su vez, demuestran las diferencias en el perfil de las operaciones en diferentes ramos de seguros.

En los seguros de auto, probablemente debido a una mayor competencia y un mayor conocimiento por parte de los asegurados, se calculó la estabilidad en la siniestralidad, e índice de gastos comerciales en torno al 20%. En el caso de los seguros de propiedad, el patrón es completamente diferente, con la siniestralidad en descenso y el índice de gastos comerciales en un nivel superior al registrado en los otros segmentos.