El 50% de las empresas de los sectores de la construcción, fabricación, telecomunicaciones y servicios profesionales, que contemplan expandirse internacionalmente, principalmente lo están haciendo para evadir el entorno económico actual de Europa. En torno a un 35% planea su expansión en Asia, seguida de América del Sur y África. Estos datos no sorprenden si tenemos en cuenta que una gran mayoría cree que han de pasar dos años o más para una plena recuperación económica en la región. Así lo revela una encuesta realizada por QBE, que abarca más de 500 empresas en el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España.
Sin embargo, estos sectores siguen siendo cautelosos ante los riesgos que conlleva operar en territorios menos familiares y fuera del marco europeo tradicional. El mayor riesgo al que las empresas creen que se enfrentan cuando se expanden a nuevos países es tratar con las normativas locales (50%), significativamente más que aquellos que se preocupan por los riesgos financieros y la inestabilidad (35%) o diferencias en la cultura o prácticas laborales (35%).

Para Constanza Gállegos, directora general de QBE, “la estrategia de expansión internacional hacia territorios menos familiares sin duda puede traer grandes recompensas aunque los riesgos asociados deben ser plenamente comprendidos”. Por eso, añade que “desde nuestro sector debemos estar en condiciones de asesorar a nuestros clientes adecuadamente. Quisiera instar a las empresas a considerar el apoyo que su asegurador puede ofrecer en este sentido”.